La inversión en el sector tecnofinanciero superó los 19.500 millones en 2015

La inversión global en el sector tecnofinanciero, el conocido como "fintech", creció un 75 % en 2015 y superó los 22.000 millones de dólares, algo más de 19.500 millones de euros al cambio actual, de los que sólo un 22 % lo aportó la banca, según los datos expuestos hoy por la consultora Accenture.

En una jornada sobre las empresas tecnológicas del sector financiero, el presidente de Accenture para España, Portugal e Israel, Juan Pedro Moreno, ha dicho que "a la banca le queda un largo camino" en cuanto a inversión en el sector tecnofinanciero, en el que parece que sólo ha participado "para ver qué pasa".

Y todo ello a pesar de que uno de los grandes retos de los bancos reside en ser capaces de integrar las empresas tecnológicas del sector financiero y operar con ellas para "modificar los procesos, reducir los costes y ser más eficientes", ha añadido.

En el caso concreto de España, en su opinión, el sector tiene una "enfermedad estructural", que le lleva a cerrar oficinas por la sobrecapacidad, la irrupción de las nuevas tecnologías y la nueva forma de relación de los clientes.

Ante esta realidad, considera que la banca tiene que "adelgazar" sus costes y buscar formas "más competitivas de atraer a clientes", a través de la creación de nuevos productos y servicios.

Por otra parte, el responsable de Innovación del Banco Santander, Peter Jackson, que también ha participado en la jornada, ha señalado que las empresas del sector tecnofinanciero aportan a los clientes "lo que realmente necesitan", el poder de la conectividad y la manera en la que la tecnología puede ser utilizada.

"Desde el Banco Santander creemos que este escenario representa una oportunidad de colaboración entre los bancos y las empresas tecnológicas del sector financiero, ya que las 'fintech' dan agilidad, tolerancia al riesgo y mentalidad disruptiva", ha añadido.

El Banco Santander registró en 2015 un crecimiento del 17 % en su cartera de clientes digitales, hasta 16,6 millones, de manera que del total de usuarios del grupo, un 31 % son digitales activos, según informó la presidenta del grupo, Ana Botín, el pasado enero en la presentación de los resultados de 2015.

Por su parte, los clientes del Santander que utilizan el teléfono móvil para gestionar sus cuentas aumentaron en 2015 un 50 %, hasta 6,9 millones, y acceden a la aplicación del banco una media de 13 veces al mes.

"Tenemos los vehículos correctos para fomentar la colaboración con las empresas tecnológicas y entre nuestros objetivos está capturar las oportunidades que ofrecen las fintech 2.0", ha concluido Jackson.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.