Justin Trudeau defiende en Estados Unidos el libre comercio y la inmigración

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, defendió hoy un comercio "libre y justo" a la vez que atacó de forma implícita al presidente estadounidense, Donald Trump, al señalar que la labor del Gobierno es reducir la "ansiedad" de la clase media y defender la inmigración.

Trudeau, que asistió hoy a la conferencia energética internacional IHS CERAWeek que se celebra en Houston (EE.UU), pronunció un discurso en el que explicó la política energética y medioambiental de su Gobierno y a continuación respondió a una serie de preguntas en un coloquio.

Fue durante el coloquio cuando a Trudeau le preguntaron sobre su reciente reunión en Washington con el presidente estadounidense, Donald Trump.

"Somos canadienses, nos llevamos bien con todos", respondió con picardía Trudeau para a continuación explicar que en su reunión con Trump recalcó que los dos países tienen un tráfico diario de bienes y servicios de 2.500 millones de dólares y que millones de puestos de trabajo en los dos países dependen de ese comercio.

Trudeau advirtió de que la creación de una impuesto de ajuste fronterizo a ese comercio, tal y como ha sugerido Trump, "dañará no sólo la economía canadiense sino también la estadounidense".

El primer ministro canadiense, que en ningún momento se refirió al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o a México, insistió que Canadá y Estados Unidos tienen "planteamientos similares en un amplio ámbito de asuntos" y que cree en un "comercio libre y justo".

Trudeau también explicó que la clase media en todo el mundo desarrollado está cuestionando las políticas de apertura comercial de las últimas décadas porque temen que las próximas generaciones no tengan las mismas oportunidades.

"El éxito de nuestras economías ha sido generar mejores oportunidades para las siguientes generaciones", dijo el primer ministro canadiense, pero añadió a continuación que "esa idea de progreso de la clase media se ha deteriorado y erosionado enormemente".

Trudeau dijo que la reacción del proteccionismo puede parecer que "es una buena idea pero sabemos que no lo es. Cuantas más barreras hay, más difícil es para una economía crecer y crear oportunidades".

Y añadió que ganó las elecciones generales canadienses de 2015, con un planteamiento que fue "reconocer esa ansiedad" de la clase media.

"Pero en vez de aumentarla, nos concentramos en aliviarla, en trabajar juntos para buscar una solución. Y una de las primeras cosas que hicimos fue bajar los impuestos a la clase media y aumentarlos al 1 % (más rico)", explicó.

El político canadiense arrancó el aplauso de la audiencia, en su gran parte empresarios y altos ejecutivos del sector energético, cuando se refirió a los beneficios que la inmigración reporta a Canadá y el planteamiento del país norteamericano de recibir nuevos ciudadanos.

Trudeau recordó que muchos países "se han creado gracias a la inmigración", entre ellos Australia, Canadá y Estados Unidos, aunque reconoció que en la actualidad, "los desafíos de integración de los recién llegados son mayores".

Por ello, dijo Trudeau, Canadá ha establecido un sistema de inmigración basado en méritos que "ha sido muy efectivo".

Pero añadió, entre aplausos, que un canadiense "no está definido por su piel, cultura o religión sino por los valores que compartimos", lo que permite decir "que sin importar de donde vienes, cuando llegas a Canadá no eres un inmigrante sino un nuevo canadiense".

A la pregunta de cómo consiguió cerrar el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE) a principios de este año, y que estuvo a punto de colapsar en el último momento por el rechazo de algunos sectores europeos, Trudeau explicó que el secreto fue una cuestión que planteó a Bruselas.

"Si no están dispuestos a llegar a un acuerdo con un primer ministro progresista y feminista de Canadá, ¿con quién están dispuestos a llegar a un acuerdo?", explicó entre risas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.