Inditex: El futuro vendrá con más alegrías

La cadena gallega se gana el aplauso de los analistas, cautivados por las ventas comparables, que van a rozar niveles de doble dígito en los próximos trimestres. Se centrará en impulsar el mercado online, lo que supondrá menos inversión.

inditex-tormenta-china--644x362

Los analistas habían puesto el listón muy alto pero Inditex lo ha vuelto a hacer y ha superado todas las expectativas con sus resultados de 2015. Una cifra se ha repetido machaconamente como un martillo pilón, el quince. Este ha sido el porcentaje en que aumentó el beneficio neto, un 15 por ciento, hasta los 2.875 millones de euros, pero también la cuantía en que se incrementaron las ventas, hasta alcanzar los 22.700 millones. El resultado bruto de explotación (Ebitda) ha crecido igualmente otro 15 por ciento, lo mismo que el dividendo. Abonada a la niña bonita, la cadena gallega terminó el día de su presentación con una subida en bolsa del 1,73 por ciento, cosechando además una buena colección de opiniones positivas entre los analistas. 

A pesar de las rotundas cifras, lo que sorprendió especialmente al mercado es la evolución de la variable más seguida por los expertos, las ventas comparables, que aumentaron un 8,5 por ciento en 2015. «Es una barbaridad», asegura Iván San Félix, analista de Renta 4 Banco, mientras subraya que se han visto apoyadas «por una ejecución excelente de la estrategia de ventas en tienda y online». En este sentido, Antonio Pausa, analista de Intermoney Valores SV, recuerda que en Inditex «lo que ha sorprendido es que, dentro de la excelencia en la gestión de su modelo de negocio, ha dado este do de pecho», en relación con las ventas comparables. A su modo de ver, la apuesta por la integración «ya ha alcanzado una masa crítica», por lo que es muy posible seguir viendo a la multinacional gallega dar este tipo de sorpresas los próximos trimestres. «Podríamos pensar que hay un componente subyacente muy fuerte de crecimiento de las ventas comparables», indica Gemma Hurtado, gestora del fondo Mirabaud Equities Spain. De hecho, según los avances del primer trimestre de 2016, las ventas a tipo de cambio constante han aumentado un 15 por ciento, lo que sugiere unas ventas comparables futuras de entre el 8 y el 9 por ciento, de acuerdo con cálculos de Societé Générale. 

Estas cifras permiten vaticinar a los analistas que vendrán trimestres buenos, algo que ya dejó caer en la presentación de resultados el presidente de la compañía, Pablo Isla. «Pensamos que (2016) será otro año de fuerte crecimiento, de creación de empleo y de inversión», aseguró Isla. Así, la cadena planea algo más de 300 nuevas tiendas con una inversión prevista que rondará los 1.500 millones de euros. Pero no solo es que Inditex vende más, sino que lo hace con nuevas tiendas situadas en los mejores emplazamientos. Por eso, como explica Pausa, es importante mirar el ratio de conversión, que mide el impacto de las nuevas tiendas en las ventas, y que ha escalado hasta el 80 por ciento desde el 70 por ciento que tenía hace apenas unos años. El único lunar ha sido la evolución del margen bruto (diferencia entre el precio de venta de una prenda y lo que cuesta producirla), que ha desacelerado su crecimiento desde el 58,3 al 57,8 por ciento, lo que San Félix califica como «un poco decepcionante». El efecto divisa y la apreciación del dólar no han sentado bien al margen (cuesta más comprar tejidos), pero los analistas ya tenían esto bastante descontado.

Ventas online

Para entender por qué Inditex vende cada vez más y mejor, los expertos consultados destacan como otra de las claves la perfecta integración entres las tiendas físicas y la venta por Internet. «Tenemos una visión muy positiva de los resultados, no solo desde el punto de vista cuantitativo, con incrementos en todas las líneas de la cuenta de resultados, sino desde el lado cualitativo, pues el grupo ha confirmado que la apuesta decidida hacia el canal online supone optimizar su modelo de negocio», apunta Antonio Pausa. La cuestión no es solo que Internet resulta un canal más barato para impulsar las ventas, sino que además genera importantes sinergias. Un tercio de los pedidos online y dos tercios de las devoluciones de compras por Internet se hacen en las tiendas físicas. Si un cliente va por estas razones a la tienda, es muy probable que acabe comprando. 

Por eso, como explica Hurtado, Inditex «se va a concentrar en darle mucho impulso a la parte online», lo que se traducirá en menos aperturas de tiendas físicas. De hecho, la multinacional gallega planea aumentar su superficie comercial entre un 6 y un 8 por ciento, frente al objetivo anterior de 8 al 10 por ciento. Tal y como reconoció Isla en la conferencia con analistas, la expansión digital compensará el menor crecimiento del espacio físico. Este recorte de superficie comercial gusta a los analistas. «Dada la solidez de las ventas, creemos que Inditex tiene la capacidad de aumentar cuota de mercado con una iniciativa que requiere menos capital», dicen en Sanford C.Bernstein. 

Con todo, Hurtado recuerda que quizás el aspecto más negativo es la valoración. «Cotiza a unos múltiplos muy exigentes y cuesta justificar valoraciones superiores a los precios de mercado. Todos los factores positivos están ya recogidos en el precio», apunta.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.