Grifols: así le puede afectar el coronavirus

Imagen de un laboratorio de la empresa Grifols

Las acciones de Grifols bajan esta mañana alrededor del 1,3% y se mueven en los 30,46 euros, con lo que son las que peor comportamiento registran dentro del Ibex 35, en una sesión donde el propio selectivo rebota el 0,7% tras calmarse algo los ánimos respecto al brote del coronavirus chino de Wuhan

Lo cierto es que al fabricante catalán de hemoderivados esta crisis le está cogiendo de refilón pero le afecta de todos modos, pues como explican los analistas de HSBC, la compañía podría ver como disminuyen las donaciones de sangre en China y otros lugares mientras el coronavirus continúa expandiéndose, lo que podría afectar negativamente a sus beneficios y al crecimiento de las ventas a corto y medio plazo. 

Más en concreto, Steve McGarry, analista del banco británico, espera que suceda algo parecido a lo que se vio con el brote del SARS en 2003, cuando las instalaciones de recolección de sangre se vieron obligadas a adoptar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que condujo a demoras y aplazamientos en las donaciones. 

Por eso mismo, McGarry ha rebajado su recomendación sobre Grifols hasta 'reducir' desde 'mantener', aunque ha mantenido el precio objetivo que calcula para el valor en los 27 euros por título, al menos hasta que haya más claridad sobre la severidad del brote. 

En lo que llevamos de año, las acciones de Grifols retroceden alrededor del 3% en la Bolsa de Madrid. Del consenso de 26 analistas que cubren el valor, el 58% recomienda 'comprar', el 35% 'mantener' y el 7% restante es partidario de 'vender'. 

Lo cierto es que la cotización se encuentra ahora mismo por debajo de los 31,19 euros que alcanzó Grifols el pasado 9 de diciembre, cuando la compañía hizo públicos los datos de su ensayo AMBAR para combatir la enfermedad de Alzheimer. Y en concreto, los datos confirmaron la eficacia del tratamiento en pacientes donde la enfermedad está en estadio leve o moderado, demostrando una mayor eficacia respecto a los pacientes a los que se suministró un placebo.

Desde el punto de vista técnico, la acción lleva registrando caídas desde finales de la primera semana de enero, tras fracasar en la conquista de los 33 euros, lo que refleja una manifiesta debilidad de corto plazo a lo largo de la directriz bajista acelerada. 

En su caída, el valor ya ha perdido un primer soporte débil en 31,75 euros y ahora mira hacia otro soporte más importante en torno a los 30-29 euros, referencia que si se pierde, llevaría los precios hasta los 26 euros y la acción entraría otra vez en el rango lateral. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.