Gratuidad medicamentos benefició a más de 700.000 menores de un año andaluces

La gratuidad de los medicamentos para los menores de un año en Andalucía ha beneficiado a 709.263 niños desde 2008 hasta mayo de 2016 y ha supuesto un ahorro de 9,4 millones de euros para las familias andaluzas, según ha informado hoy la Junta en una nota.

En total se han dispensado en estos años 6,3 millones de recetas de medicamentos para menores de un año, lo que ha supuesto una inversión para la Consejería de Salud de 30 millones de euros.

Esta medida "refuerza la protección de la salud en la primera infancia y ayuda a las familias a afrontar los gastos económicos derivados de la llegada de un nuevo hijo", ha afirmado la Junta.

Hasta la aprobación de esta medida los progenitores o tutores tenían que abonar un porcentaje del precio de venta de los fármacos indicados a niños menores de un año, al igual que el resto de la población no exenta de aportación económica en el pago de medicamentos.

A partir de la puesta en marcha de esta prestación, este porcentaje -que oscilaba entre el 10 y el 40 % del precio según el tipo de medicamento- es asumido por la Junta de Andalucía de forma íntegra.

Los grupos de medicamentos más consumidos son aquellos destinados al padecimiento obstructivo de las vías respiratorias, analgésicos y antipiréticos, vacunas antibacterianas, antibióticos, corticosteroides, antihistamínicos y vitaminas D.

La Consejería de Salud ha controlado esta medida a través de la identificación de los menores con la tarjeta sanitaria individual cuando estos acuden a la consulta médica, o bien el justificante o el documento de reconocimiento temporal de asistencia sanitaria, de forma que se pueda comprobar que tiene derecho a esta prestación.

Por su parte, la extensión de la receta electrónica facilita el proceso de dispensación de medicamentos, puesto que las oficinas de farmacia pueden conocer, de forma simultánea a la emisión de la receta, que la compra de los fármacos prescritos al menor es con cargo a la Junta de Andalucía.

La prescripción puede además realizarse en papel a través de los modelos oficiales de receta, identificándose en la oficina de farmacia, al introducir sus datos en el sistema informático, que el menor está exento de aportación.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.