Fabricantes satisfechos con ventas en enero pese a ligera caída de la demanda

Las ventas de automóviles en Estados Unidos cayeron ligeramente en enero, pero los fabricantes explicaron que el descenso es fruto de las inclemencias meteorológicas durante el mes en varias áreas del país más que de problemas de demanda.

Además, el pasado mes tuvo dos días hábiles menos de ventas que en enero de 2015, lo que también afectó las cifras finales.

Por ello, a pesar de que algunos de los principales fabricantes de automóviles registraron caídas en sus ventas en enero, todos dijeron que el inicio del año ha sido bueno y mantienen sus previsiones de que en 2016 se mantendrá la tendencia de ventas récord de 2015.

Quizás la única excepción fue la marca alemana Volkswagen (VW), cuya imagen, y ventas, han quedado gravemente dañadas por el escándalo de los motores diesel trucados.

Enero continuó la tendencia a la baja de VW. El fabricante alemán perdió casi un 15 % de sus ventas en Estados Unidos con la entrega de 20.079 vehículos, 3.425 que en enero de 2015.

Enero también constató el cambio de preferencias del consumidor estadounidense, que está comprando más que nunca todocaminos y todoterrenos.

En este contexto, el principal ganador del mes fue la marca más identificada con todoterrenos y todocaminos, la división Jeep del grupo Fiat Chrysler (FCA).

Las ventas de Jeep en enero sumaron 59.032 unidades, un 15 % más que en enero de hace un año. La cifra es especialmente importante porque en 2015 Jeep tuvo su mejor año en ventas de su historia y 2016 promete ser incluso más positivo para la marca que cumple este año su 75 aniversario.

La potencia vendedora de Jeep propulsó las ventas del grupo FCA a 155.037 vehículos en enero, un 7 % más que en 2015.

No sólo Jeep y FCA se beneficiaron de la creciente pasión de los estadounidenses por los todocaminos.

El grupo Ford, cuyas ventas cayeron un 2,6 % en enero con la entrega de 173.723 vehículos, vendió más todocaminos que nunca desde 2004. Casi un tercio de todos los vehículos que la marca del óvalo vendió en enero fueron todocaminos.

En total, 54.905 todocaminos, un 4,1 % más que en enero de 2015. Por ejemplo, las ventas del modelo Ford Edge crecieron un 25,7 % hasta las 9.533 unidades. Y las del más grande Flex aumentaron un 36,6 % a 1.991 vehículos.

Mientras, las ventas de la Serie F de camionetas de Ford, el vehículo más importante de la compañía y el automóvil de más ventas en Estados Unidos durante más de tres décadas de forma ininterrumpida, cayeron un 5,2 % a 51.540 vehículos.

General Motors (GM) también expresó su satisfacción por sus cifras de enero, un 0,5 % superiores a las de 2015 con la entrega de 203.745 vehículos. Como con sus competidores, los mejores resultados se concentraron en todocaminos y camionetas.

GMC, la marca de GM especializada en camionetas y todocaminos, también aumentó sus ventas un 3,5 % para situarse en 36.933 unidades. Y Buick, la división de la gama alta, creció un espectacular 45 % con la entrega de 18.269 vehículos.

El buen resultado de Buick es en parte fruto de la otra tendencia que también se vive en el mercado estadounidense en los últimos meses: la creciente transferencia de compradores a vehículos de la gama alta.

Así lo señalaron los responsables de Lexus, la marca de lujo de Toyota.

Jeff Bracken, gerente general de Lexus, señaló que "el apetito por todocaminos en el mercado de lujo sigue trayendo conductores a Lexus".

El grupo Toyota vendió en Estados Unidos 161.283 vehículo en enero, un 4,7 % menos que en el mismo mes de 2015, de los que 20.933 fueron vehículos de Lexus.

A pesar de ello, Bill Fay, vicepresidente de grupo y gerente general de la división Toyota, dijo que "el inicio de 2016 fue saludable para el sector".

Por detrás de los cuatro principales fabricantes del sector, las otras marcas también se mostraron satisfechas con las cifras de enero.

El grupo Nissan (compuesto por las marcas Nissan e Infiniti) vendió 105.734 unidades, un 1,6 % más que en 2015, mientras que de forma conjunta las marcas Honda y Acura vendieron 100.497 vehículos, un 1,7 % de caída.

Mientras, la surcoreana Hyundai tuvo su mejor enero en ventas en su historia en Estados Unidos, con la entrega de 45.011 vehículos, 1 % más que en 2015. Su marca hermana, Kia, repitió la historia.

Sus ventas en enero de 2016 supusieron un récord para el mes, aunque fuera sólo con la venta de seis unidades más que hace un año con la venta de 38.305 vehículos.

Finalmente, Mercedes-Benz vendió 26.962 vehículos, un 1,3 % más que en 2015, el grupo BMW 21.320 unidades, un 4 % de caída, y Audi 11.850 unidades, un 2,7 % de aumento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.