Estibadores dicen que no habrá acuerdo sin el Gobierno en la mesa negociadora

Los sindicatos de estibadores han asegurado hoy que esta semana no habrá acuerdo en el sector porque el Ministerio de Fomento no ha convocado una reunión de negociación, a pesar de que empresarios y trabajadores solicitaron la semana pasada su presencia como única vía para la garantía de la resolución de este conflicto.

El real decreto-ley de reforma del régimen laboral de los estibadores se debate y vota este jueves en el Congreso y sólo se ha convocado una reunión técnica entre los servicios jurídicos de Anesco y sindicatos, en la que se espera que los empresarios den los datos de plantillas óptimas por puerto solicitados, según la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (Cetm).

Tras la redacción de "un atropello de este calibre", que se pretende convalidar en el Congreso este jueves, "lo mínimo que puede exigírsele a un Gobierno es responsabilidad para velar por los intereses de su país, permeabilidad y humildad para negociar con los distintos agentes implicados", ha dicho el coordinador general de Cetm, Antolín Goya, en un comunicado.

"La inexistente posibilidad de acuerdo si no se crea un cauce para ello es la única certeza que arroja esta semana. Lo que sí hemos tenido son muchas inconcreciones", ha insistido en referencia al anuncio de ayer del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de que se creará un instrumento normativo independiente del real decreto que recoja los acuerdos de la negociación colectiva y de que el 100 % de los empleos está asegurado.

Goya ha subrayado que los estibadores "no han visto un solo documento con una propuesta al respecto" y no entienden lo que significa un 'instrumento normativo de otro rango', que les suena como a 'retribución en diferido'.

"Lo que no les parece de recibo (a los estibadores) es tener que acatar un instrumento normativo como el decreto ley, que los condena a la muerte laboral, para que después se cree otro instrumento normativo que, supuestamente, los devuelva al mercado", ha denunciado Goya, según quien la única solución factible pasa por la modificación del decreto.

Goya se ha hecho eco de la información que hoy publican algunos medios que indican que la cifra óptima de prejubilaciones es del 20 % de la plantilla, casi 1.400 trabajadores, y que, en función de esta cifra, el Ministerio de Empleo destinará una partida de 225 millones de euros para sufragarlas.

Los sindicatos no entienden bien cómo se ha llegado a saber que la cifra óptima es esta, dado que el mediador designado para la negociación entre patronal y trabajadores solicitó a las empresas hace tres semanas la cifra adecuada en cada puerto para responder al trabajo de estiba y Anesco aún no se la ha facilitado.

Goya ha lamentado el distinto valor que le da el Gobierno a los millones de euros que saldrían del bolsillo de los españoles, ya que a la administración le parece "razonable" la cifra de 575 millones de euros para los despidos (la suma de los 350 millones que sufragaría Fomento y lo que aportaría Empleo) y, sin embargo, los 22 millones de la multa europea los encuentra "intolerables".

Los trabajadores confían en que el resto de grupos políticos continúe con su rechazo al decreto, porque "el sector, estratégico para el país, tiene una necesidad imperiosa de estabilidad y esta es perfectamente compatible con el respeto a los derechos de los trabajadores", ha concluido Goya.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.