Estaciones del Pirineo aragonés abrirán el fin semana con 176 kms esquiables

Las estaciones de esquí del Pirineo aragonés, las de Formigal-Panticosa, Cerler y Astún-Candanchú, abrirán el próximo fin de semana con la previsión de disponer de un total de 176 kilómetros esquiables para todos los aficionados al deporte blanco.

Las dos estaciones del grupo Aramón en el Pirineo, Formigal-Panticosa y Cerler, conforman la mayor oferta de dominio esquiable, hasta 142 kilómetros con espesores que alcanzarán los 160 centímetros en las cotas más altas y calidad de nieve polvo-dura.

En Cerler estarán abiertas 45 pistas que ofrecerán a los aficionados 58 kilómetros esquiables y 14 remontes, con espesores de nieve situados entre los 20 y 160 centímetros.

Las instalaciones de Formigal-Panticosa, uno de los mayores dominios esquiables del país, dispondrá a su vez de 84 kilómetros repartidos en 82 pistas y 30 remontes, con espesores de 5 a 70 centímetros de nieve polvo-dura.

La oferta conjunta de las estaciones de Candanchú y Astún para la actual temporada de nieve prevé un total de 34,5 kilómetros esquiables (22,5 en Astún y 12 en Candanchú en 39 pistas a las que se podrá acceder con 19 remontes, con espesores de 5 a 50 centímetros de nieve.

Todas las estaciones prevén, además, que el sol y el buen tiempo acompañe las jornadas de esquí del próximo fin de semana.

Entre las actividades complementarias habilitadas para el ocio destaca la celebración de la gran fiesta "World Snow Day" en la estación de Formigal-Panticosa, que permitirá a los aficionados probar materiales de esquí como tablas, fijaciones o gafas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.