Ericsson eliminará 3.000 puestos de trabajo en Suecia

El fabricante de equipos de telecomunicaciones sueco Ericsson eliminará 3.000 puestos de trabajo en Suecia, casi una quinta parte de la plantilla en este país escandinavo, informó la empresa en un comunicado.

La medida afectará sobre todo al área de producción e incluirá "reducciones significativas" en las fábricas de Borås y Kumla, las únicas que mantiene en Suecia, pero también implicará a los departamentos de ventas, investigación, y administración, y combinará bajas voluntarias y forzosas con subcontratas.

Ericsson pretende además contratar a cerca de un millar de personas en Suecia en los próximos tres años en el área de investigación y desarrollo, "para apoyar la construcción de la competitividad de la compañía en nuevas tecnologías y dominios de clientes".

El recorte de plantilla, con el que habían especulado en los últimos días varios medios suecos, forma parte del plan de Ericsson para ahorrar 9.000 millones de coronas (936 millones de euros) el próximo año.

El presidente y director ejecutivo de la compañía, Jan Frykhammar, calificó en el comunicado la medida de "necesaria para asegurar la competitividad a largo plazo de Ericsson, así como el liderazgo en tecnología y servicios".

Ericsson tuvo un beneficio neto de 13.673 millones de coronas suecas (1.472 millones de euros) en 2015, un 23 % más que el año anterior.

El gigante sueco cuenta con una plantilla de algo más de 116.000 empleados, de los que unos 16.000, el 14 por ciento, están en Suecia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.