En la última década han cerrado un total de 33 aerolíneas españolas

En la última década (2006-2016), un total de 33 aerolíneas españolas han anunciado su cierre, según un estudio elaborado por Europair, que señala que en toda la historia de la aviación española 63 aerolíneas (el 79 %) han cesado su actividad a causa de diversas razones.

Hasta la fecha, se han creado 80 aerolíneas con bandera española, de las que, a día de hoy, permanecen activas 17 de ellas.

Además de las mencionadas, se mantienen operativas 3 que nacieron en los años ochenta, otras 3 en los noventa y 5 más entre 2003 y 2011 y 4 desde el 2011.

El peor año para el sector fue 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis mundial, con la desaparición de 8 aerolíneas. Otras tuvieron que fusionarse o buscar capital extranjero para poder sobrevivir.

Atendiendo a las aerolíneas extintas, la media de vida total es de aproximadamente 8 años. Una cifra que baja hasta los 3 años si se analiza desde 2006.

En este contexto, la probabilidad de que una aerolínea sobreviva en nuestro país es del 21 %, una ratio mucho más baja en épocas de fuertes crisis como los años comprendidos entre 2008 y 2012.

Iberia es la aerolínea más antigua de España con 90 años de antigüedad. La Canaria NAYSA, por su parte, tiene 48 años de edad, seguida de la mallorquina Air Europa y la madrileña Swiftair, que cumplirán 31 años.

Binter Canarias, Air Nostrum y Aeronova (futura Air Europa Express) son las otras aerolíneas jóvenes españolas, con 28, 23 y 21 años respectivamente. Hay que avanzar hasta más allá del año 2000 para llegar a la fundación de Vueling, Albastar o Volotea, entre otras.

También hay que recordar importantes aerolíneas que se quedaron por el camino, como Aviaco, Spantax o Spanair.

Según sostiene Luis Matera, del departamento de Business Intelligence de Europair, mantener una aerolínea activa no es fácil ya que acechan múltiples factores variables como la fluctuación del precio del combustible, terrorismo o catástrofes naturales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.