El patrimonio de la familia Lee en Samsung se dispara a niveles récord

El valor de las acciones en Samsung Electronics en manos del clan Lee, que controla el conglomerado surcoreano en el que se integra la empresa, se han disparado a niveles récord gracias a su buen rendimiento financiero y la fuerte subida en Bolsa.

El valor de los títulos, en manos del presidente del Grupo Samsung y principal accionista, Lee Kun-hee, han alcanzado un máximo histórico de 18,4 billones de wones (14.188 millones de euros/ 16.190 millones de dólares), según datos que publica hoy la web de investigación de mercado chaebul.com recogidos por la agencia Yonhap.

Esto supone una revalorización del 29,5 por ciento desde principios de año (en el mismo lapso el precio de las acciones de Samsung Electronics ha subido un 40,3 por ciento).

El mayor fabricante de chips y de smartphones del mundo se ha disparado en la Bolsa de Seúl en los últimos meses y alcanzado máximos históricos tras presentar previsiones de resultados récord que incluso la sitúan como la empresa más rentable del mundo, por delante de Apple.

Lee, que está postrado en cama e inhabilitado desde que sufrió un infarto en 2014, posee el 3,82 por ciento del accionariado de Samsung Electronics y es el surcoreano más rico según Forbes, mientras que una lista elaborada la semana pasada por Bloomberg lo sitúo en el puesto 45 del mundo por volumen de activos.

El segundo mayor accionista, con el 0,83 por ciento, es Lee Jae-yong, único hijo varón del patriarca, que además es presidente de Samsung Electronics y está en prisión preventiva mientras es juzgado por corrupción en el marco del caso "Rasputina", que supuso el cese de la expresidenta surcoreana Park Geun-hye.

Las acciones del considerado heredero del "imperio Samsung" se han encarecido un 23,8 por ciento hasta alcanzar los 8,2 billones de wones (6.324 millones de euros/7.215 millones de dólares), lo que lo convierte en la segunda persona más opulenta de Corea del Sur.

Le siguen su madre, Hong Ra-hee, y sus hermanas Lee Boo-jin, consejera delegada del grupo hotelero Shilla, y Lee Seo-hyun, presidenta de Samsung C&T.

Las tres poseen cada una en torno a un 0,64 por ciento de las participaciones y su valor de cartera ha subido un 40,1 por ciento desde enero hasta sumar 2,73 billones de wones (2.106 millones de euros/2.401 millones de dólares).

El estallido del caso "Rasputina" y la implicación de los "chaebol" (los grandes conglomerados empresariales familiares) ha puesto en tela de juicio este modelo corporativo en Corea del Sur.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.