El Frontón Bizkaia cambiará toda su fachada a los 5 años de su apertura

El Frontón Bizkaia construido en el barrio bilbaíno de Mirivilla deberá cambiar todo el revestimiento de su fachada por fallos en el actual que provoca filtraciones en el interior del edificio, cinco años después de su inauguración en 2011.

Así lo ha dado a conocer hoy el diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial de Bizkaia, Imanol Pradales, en su comparecencia ante la comisión correspondiente de las Juntas Generales para informar de la situación de la instalación deportiva de propiedad foral.

Según Pradales, será necesario cambiar "todo" el revestimiento de la fachada del inmueble al detectarse fallos en las placas actuales y en su sistema de anclaje.

Las obras de renovación del revestimiento tendrán un coste de "1,5 millones de euros" y se espera que finalicen "a finales de verano de 2017".

Pradales ha comunicado a los grupos junteros que los primeros síntomas de anomalías en la fachada se detectaron el 7 de diciembre de 2015 cuando se produjeron desprendimientos en el actual revestimiento.

La sociedad foral que gestiona las infraestructuras forales, Azpiegiturak, encargó varios estudios que certificaron más tarde que era necesaria una actuación "global para evitar riesgos en el futuro", ha señalado Pradales.

La Diputación ha adjudicado recientemente el proyecto constructivo a la ingeniería bilbaína Idom, por "54.000 euros", y espera contar con él "en enero".

A partir de ese momento, ha agregado, se licitará una obra que se estima durará "cinco meses" y que tendrá un coste de "1,5 millones de euros".

El proyecto que resulte ganador del concurso deberá incluir un sistema de fachada ventilada con placas de fibra de celulosa, más ligeras y resistentes a las inclemencias del tiempo que las actuales.

Pradales ha explicado que, además, servirán para conseguir una fachada "más eficiente energéticamente".

El diputado ha asegurado que las obras no afectarán al desarrollo de las actividades deportivas del recinto y que la Diputación reclamará "todos los costes" a las empresas adjudicatarias responsables de los errores detectados, ya que dos informes externos concluyen que el deterioro se debe a una mala elección del material y a problemas en el sistema de anclaje.

Pradales ha insistido en que, en estos momentos, la fachada no representa ningún peligro para las personas, ya que "desde el minuto uno" se realizaron trabajos de aseguramiento de las placas y se colocó una visera de andamiaje de seguridad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.