Consumidores UE temen que reforma derechos autor no ponga fin al geobloqueo

La organización europea de consumidores, BEUC, mostró hoy su preocupación por que las propuestas de la Comisión Europea (CE) para reformar las leyes de derechos de autor en el sector de las telecomunicaciones sean insuficientes para poner fin al bloqueo de servicios digitales en función de su origen.

La Comisión Europea tiene la intención de dar a conocer el próximo día 13 su propuesta sobre telecomunicaciones y, el 21, la de propiedad intelectual.

El pasado diciembre, la CE ya presentó una propuesta para plantar cara al "geobloqueo", de manera que en 2017 se consiga la portabilidad de servicios en línea a los que los europeos estén suscritos, de forma que sean accesibles en otros Estados miembros.

De ese modo, se pondría fin a las restricciones que impiden, por ejemplo, que un abonado a la plataforma audiovisual Netflix en Alemania pueda ver películas en Polonia.

En cambio, esa medida es "insuficiente" ya que atañe sólo a una pequeña parte de la población, suscrita a servicios concretos de canales de televisión o a plataformas audiovisuales, y "no resuelve" el problema más mayoritario de cómo acceder a los mismos contenidos nacionales desde otros Estados miembros, explicó a la prensa el principal responsable de Derechos Digitales de BEUC, Agustín Reyna.

La organización de consumidores cree que la CE tenía en la reforma de los derechos de autor la posibilidad de haber "concluido con el geobloqueo" pero que, a juzgar por su propuesta, filtrada a los medios, no prevé disposiciones para poder abonarse desde un determinado país a los servicios audiovisuales de otro.

Según BEUC, la propuesta comunitaria sólo "abordará parcialmente" el problema por medio de la aplicación del "principio del país de origen", que cada proveedor de servicios audiovisuales queda bajo la jurisdicción de un único Estado miembro.

En cambio, esa solución no soluciona el problema de los acuerdos contractuales que restringen el acceso transfronterizo a un contenido.

"Sobreproteger a las industrias creativas no haciendo frente a las preocupaciones reales de la audiencia no beneficiará a nadie porque incrementará el riesgo de piratería", asegura la asociación.

BEUC también pidió que se permitan en plataformas como Vimeo o YouTube vídeos creados por los usuarios que utilizan, por ejemplo, música o clips sujetos a derechos de autor.

"Va en contra la libertad de expresión, no es proporcionado con el objetivo", comentó Reyna.

Por lo que respecta a la propuesta de la CE sobre el nuevo marco regulador de las telecomunicaciones, el director del Departamento Legal y Económico de BEUC, Guillermo Beltrà, pidió que tenga en cuenta la necesidad de impulsar las inversiones en nuevas redes de fibra y banda ancha de alta velocidad, "sin ir en detrimento de la protección de los consumidores" y permitiendo la libre competencia.

Beltrà recordó que este sector recoge numerosas críticas por parte de los usuarios y que, por tanto, la CE debe crear "normas específicas" para la protección de los consumidores de telecomunicaciones.

Por ejemplo, que se facilite a los abonados en sus contratos cambiar de proveedor, algo a lo que actualmente se ven "desincentivados" al firmar los llamados "paquetes de servicios" (un solo proveedor ofrece, por ejemplo, la conexión de internet en casa, la televisión y los servicios móviles).

BEUC insiste también en que el servicio universal debería incluir la banda ancha para todos, y en que se deben homogeneizar los precios por llamar a otros Estados miembros, todavía demasiado caros en países como Bélgica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.