CE presenta el miércoles propuesta para ver contratos entre Gazprom y los 28

La Comisión Europea (CE) presentará el próximo miércoles una serie de medidas para reducir la dependencia energética de la UE, que incluye una propuesta para obligar a los Estados miembros a consultar con Bruselas los contratos con compañías de terceros países, como Gazprom, antes de firmarlos.

El Ejecutivo comunitario ya adelantó en febrero del año pasado que durante 2016 presentaría medidas legislativas concretas para reducir la dependencia de las importaciones rusas y reforzar las interconexiones en países que, como España, están aislados del resto del mercado energético europeo.

El próximo miércoles el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, pondrá sobre la mesa cuatro de esas propuestas: una decisión sobre los contratos intergubernamentales con terceros países, una revisión del reglamento sobre abastecimiento de gas, una estrategia para fomentar el uso del gas natural licuado y una comunicación sobre eficiencia en calefacción y refrigeración.

La CE es consciente de que, exigir acceso a los contratos energéticos intergubernamentales, que suelen ser acuerdos bastante opacos, no gustará a muchos países de la UE.

Sin embargo, considera que "no es el momento de que cada país de la UE vaya por su cuenta", y defiende que los tres principios que deben regir el sector energético son "solidaridad, diversificación y eficiencia", señalaron hoy a Efe fuentes comunitarias.

"Estas medidas lo que buscan es crear una verdadera Unión Energética, lo que requiere que haya cooperación entre los Estados miembros y la Comisión Europea", añaden.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE apoyaron en marzo del año pasado esta idea con el fin de aumentar la transparencia de los contratos para que no haya incompatibilidades con la legislación comunitaria y para respetar los intereses comunitarios, pero evitaron hacer referencia a ese acceso a priori de la CE a los acuerdos.

El objetivo que persigue Bruselas con esta medida es evitar que se repitan casos como el del gasoducto South Stream, que Rusia canceló en diciembre de 2014 por las incompatibilidades con las reglas europeas.

La CE mantiene abierta una investigación contra el consorcio gasístico ruso Gazprom, por supuesto abuso de posición dominante en los mercados de suministro de gas de Europa central y oriental.

Bruselas sospecha que el gigante gasístico ruso intentó impedir la diversificación del mercado europeo, impuso precios demasiado elevados a sus clientes europeos, así como cláusulas abusivas que no les permitían por ejemplo revender el gas que compraban a la empresa.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, formalizó esta acusación el pasado mes de abril, y detalló que los Estados miembros afectados serían Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría y Bulgaria.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.