Alcalde de Valladolid no renuncia pero ve "muy complicado" el soterramiento

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, considera "muy complicado" la ejecución del proyecto del soterramiento del ferrocarril que atraviesa y divide la ciudad, debido al "coste enorme" que supondría y a la deuda que arrastra la sociedad creada para tal fin "sin haber levantado un solo metro".

"No se pueden generar falsas expectativas", ha explicado el alcalde ante los periodistas después de asistir, esta mañana, a la presentación del cartel y a la publicación del nombre del pregonero de la Semana Santa 2017.

Puente se ha referido a la nueva etapa abierta tras el anuncio de disolución de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), integrada por varias instituciones, creada hace años para el soterramiento y cuya deuda acumulada hace inviable su continuidad.

El siguiente paso, ha apuntado el alcalde, "pasará por resolver la deuda y, a partir de ahí, prever una integración ferroviaria pero por otros procedimientos al margen de la sociedad".

La SVAV, participada por ADIF y Renfe Operadora con un cincuenta por ciento conjunto, y por la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid, al veinticinco cada institución, tenía en diciembre pasado una deuda de 404 millones de euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.