Activistas de Greenpeace repintan la 'i' de 'Hotel Ilegal' en El Algarrobico

Activistas de la organización ecologista Greenpeace han repintado esta mañana la letra 'i' de la leyenda 'Hotel Ilegal' que este colectivo pintó años atrás en la fachada del hotel construido por Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico de Carboneras (Almería), que desconocidos habían cubierto de negro.

La responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos, ha explicado a Efe que a la playa de El Algarrobico han llegado esta mañana dos lanchas y seis activistas a bordo del buque 'Esperanza', el más grande de los que tiene Greenpeace, dentro de una ruta por el Mediterráneo para denunciar los puntos negros de la costa española.

"Hemos elaborado un informe junto al Observatorio de la Sostenibilidad que demuestra que el 57 por ciento de la costa española está urbanizada y sólo el 27 por ciento está protegida", ha dicho Marcos, quien asegura que el "hotel ilegal" de El Algarrobico era una "parada obligatoria" en esta ruta.

Ha afirmado que es "ilegal" porque "se construyó en un parque natural, en suelo no urbanizable y a menos de 20 metros de la orilla del mar", a la vez que sostiene que desde hace cuatro años la Junta de Andalucía "es propietaria legal de los terrenos".

"El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía decidió que el derecho de adquisición de esa parcela de la playa del Parque Natural de Cabo de Gata - Nijar recae sobre la Junta de Andalucía y esta sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo el 10 de febrero de 2016", ha apuntado.

"Es intolerable que siga en pie el hotel cuando ya existen las sentencias definitivas que confirman que el hotel fue construido ilegalmente en suelo protegido y que invade una playa pública. Sin embargo, la Junta de Andalucía no parece interesada en que desaparezca" ha declarado Marcos.

En este sentido, Greenpeace apunta que la Junta de Andalucía debe acudir a la vía civil para que la promotora Azata les entregue los terrenos de forma "inmediata"

"Por el contrario, su estrategia legal pasa por seguir recurriendo en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, lo que supone una dilación innecesaria del procedimiento para hacerse con los terrenos", han añadido.

Asimismo, han señalado que la Junta y el Ministerio de Medio Ambiente rubricaron un protocolo de actuación para proceder a la demolición del edificio ilegal y la restauración de los terrenos desde hace más de un año, así que "pueden ya proceder a desmantelar el edificio y restaurar el entorno del espacio protegido".

"Mientras que El Algarrobico sigue en pie se han desmantelado muchas construcciones ilegales en nuestro litoral, (la presidenta andaluza) Susana Díaz ya no tiene excusas" ha añadido Marcos.

Según Marcos, es la octava vez que Greenpeace acude a El Algarrobico y, al contrario que en otras ocasiones, en las que "la actitud de los carboneros era agresiva", hoy no han tenido problemas, por lo que mantiene que "toca olvidar la historia, demoler el hotel y crear turismo sostenible y empleo, porque con el derribo se podrían crear 400 puestos de trabajo".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.