Empresas del IBEX

Los retos por superar en 2021 del Santander y BBVA

El Santander y BBVA enderezaron su rumbo en bolsa pero se enfrentan a un 2021 repleto de desafíos

La presidenta del Banco de Santander, Ana Botín y el presidente de BBVA, Carlos Torres

Los dos gigantes de la banca española, el Santander y BBVA, vivieron su momento más complicado del año a finales de septiembre, cuando su cotización se movía cerca de mínimos de varias décadas.

Los inversores regresaron de las vacaciones cargados de pesimismo y viendo cómo el impacto de la segunda oleada del coronavirus, mucho mayor de lo esperado, obligó a implementar nuevas restricciones a la movilidad.

Pero todo cambió el 9 de noviembre, cuando Pfizer anunció que la efectividad de su vacuna era superior al 90%. El dinero entró con mucha fuerza en los índices y los sectores más castigados por la pandemia, en especial en los bancos.

El sector financiero mundial estaba en aquellos momentos algo acongojado tras la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

La victoria de Biden comenzó a enderezar el rumbo

¿Qué más leer?

IBEX 35. Santander cierra septiembre en mínimos de dos décadas y con escasas opciones de rebote

Sin embargo, la noticia fue buena para la banca española, al provocar un fuerte rebote en los mercados emergentes, donde su negocio es importante. 

Los inversores esperaban mayores inyecciones monetarias por parte de la FED, debilidad del billete verde y un efecto divisa más benévolo. Buenas noticas para el Santander y el BBVA, un alivio para su negocio en Brasil y México respectivamente.

Dividendos, el primer gran reto

¿Qué más leer?

Pfizer anuncia que su vacuna tiene una eficacia del 90%

Con todo, a finales de diciembre hubo un último sobresalto, la decisión del BCE sobre los dividendos. El emisor europeo, siempre muy precavido, optó por una solución mixta.

Permitió la retribución a los accionistas pero solo a los bancos que no superasen el 15% de los beneficios acumulados en 2019-2020 o 0,2 puntos de la ratio de capital CET1. Es decir, que pague quien se lo pueda permitir.

Ahora, serán los propios bancos quienes presenten sus planes al BCE. El Santander tiene más margen para cumplir con los requisitos y  BBVA, que va algo más apretado, también podría retomar los abonos.

Ambas entidades tendrán que hacer números y presentar sus planes al regulador. Pero si se anuncia el regreso de los dividendos, como es el deseo de las dos entidades, el mercado se lo tomará con mucho optimismo. Este será su primer gran reto.

El matrimonio del BBVA y el Sabadell, en el punto de mira

¿Qué más leer?

El BBVA hace caja en los Estados Unidos con la compra del Sabadell en el punto de mira

BBVA comenzará el año presentando sus resultados anuales a finales de enero. Según los analistas de Bloomberg Intelligence, los inversores pondrán el foco en los retornos del capital, el control de costes y sus posibles planes por operaciones corporativas.

Tras vender la división de los Estados Unidos por 9.700 millones de euros, el banco abrió conversaciones de fusión con el Sabadell. Pero las negociaciones no llegaron a buen puerto debido a la sobrevaloración que la entidad catalana fijó para el TSB, su filial británica.

Mejora el sentimiento tras la venta de activos en los Estados Unidos

¿Qué más leer?

La sobrevaloración de TSB arruina la operación BBVA-Sabadell

No obstante, los analistas se tomaron muy bien la venta de los activos estadounidenses, y desde que trascendió la noticia, elevaron en un 25% su precio objetivo medio, lo que refleja las expectativas de que se incremente la rentabilidad operativa.

La venta del negocio de los Estados Unidos “ha permitido eliminar uno de los riesgos que el mercado estaba descontando: la posibilidad de tener que realizar una ampliación de capital en caso de operación corporativa”, explican en Renta Banco.

En este sentido, existe la sensación entre los analistas de que el BBVA retomará las negociaciones con el Sabadell, en especial si el banco catalán logra vender el TSB.  Y este será otro de los retos a superar el año que viene.

La reducción del coste del riesgo, la variable a vigilar

¿Qué más leer?

El BCE hace malabares con los dividendos y prolonga el castigo a los bancos

En cuanto a la evolución del negocio, en Renta 4 Banco esperan que se mantengan las dinámicas positivas de volúmenes en los próximos trimestres, principalmente en México y Turquía.

Además, el beneficio neto recogerá la plusvalía por la venta de los activos estadounidenses y el acuerdo de banca seguros con Allianz. El coste del riesgo, otra de las variables más seguidas por el mercado, debería ir disminuyendo paulatinamente.

Los mayores problemas podrían venir para BBVA en caso de que la recuperación económica asociada a las vacunas y la mayor movilidad no sea tan intensa como se espera.

Contener al virus es prioritario, y las vacunas fundamentales. El día en el que se conoció la efectividad de la inyección de Pfizer, el banco se disparó un 19%. Y pasado un mes tras la noticia, las alzas superaban el 25%.

Los deberes del Santander

¿Qué más leer?

El BBVA baraja una gran recompra de acciones

Al igual que BBVA, el Santander ha mostrado en la recta final de año su mejor cara, dejando incluso una oportunidad de hacer cartera con el último repliegue de sus títulos.

Los inversores esperan que no se meta en ninguna operación corporativa, lo que sin duda obligaría al banco a tener que ampliar capital. Con una ratio CET1 del 11,98%, iría muy justo para digerir la compra de otra entidad.

Otro reto será aprovechar la recuperación de los mercados emergentes. El banco opera en regiones donde los tipos de interés son mayores que en Europa, como es el caso de Latinoamérica, de donde proceden el 43,9% de sus ingresos. Esta circunstancia, junto con un mejor efecto divisa, debería tener un buen reflejo en bolsa.

Recuperación de los ingresos

¿Qué más leer?

El repliegue del Santander deja una oportunidad para hacer cartera

Por el lado operativo, y contando con la recuperación en emergentes, el Santander tendría que dar el año que viene buenas noticias vía recuperación de sus ingresos, si bien el margen de intereses todavía será “débil”, según estiman en Renta 4 Banco.

Además, las provisiones también deberían ser bastante más moderadas que las anotadas este año, lo que podría suponer un impulso en el beneficio neto.

Será el año en el que el Santander haga valer las ventajas de la diversificación y la potencia de algunas de sus marcas, como Santander Consumer Finance, donde la rentabilidad más que compensa la morosidad y es uno de los catalizadores del crecimiento para el futuro.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses