Empresas del IBEX

¿Qué hacer con los valores españoles castigados por el petróleo barato?

Repsol cae un 44% en el año, Tubacex cede un 54% y Técnicas Reunidas baja un 49%

Repsol es uno de los valores castigados por el petróleo barato.

Malos tiempos para las compañías dependientes del precio del petróleo. Un cóctel explosivo de desdichadas circunstancias ha distorsionado por completo la cotización de la materia prima y esto ha salpicado a todos aquellos activos correlacionados con ella. En el mercado español, una terna de cotizadas se ha llevado la peor parte: la petrolera Repsol, la multinacional de ingeniería Técnicas Reunidas y el fabricante de tubos Tubacex, que se dejan un 44%, un 49% y un 54% anual, respectivamente.

Unos recortes que se sitúan en línea con las pérdidas superiores al 40% que registra el sector a nivel mundial pero no por ello menos dolorosas.

«Con esta caída de precios de los combustibles, las perspectivas de ingresos han bajado notablemente en las empresas relacionadas con el petróleo. Pero la profundidad del retroceso depende de las situaciones particulares de cada compañía», explica Joaquín Robles, analista de XTB

En el caso de Repsol, ha diversificado su negocio para no ser tan dependiente del oro negro. Sin embargo, su peso en las cuentas sigue siendo muy relevante, al contar con una producción diaria que ronda los 750.000 barriles.

Por eso, el descenso en los precios penaliza mucho sus resultados y podría verse obligada a interrumpir la actividad en las plantas que no sean rentables a estos precios. Por último, «ha emitido deuda para financiar proyectos que no son viables con el crudo a estos niveles, por lo que podría tener dificultades para seguir pagando los cupones», añade Robles.

El precio futuro

Si bien, Nicolás López, de MG Valores, recuerda que el factor relevante a la hora de valorar el interés de una inversión de este tipo es el precio futuro del crudo (no el actual).

¿Qué más leer?

El petróleo agita el fantasma de la deflación en los bancos centrales

 

En ese sentido, opina que Repsol puede ser una oportunidad tras el retroceso, asumiendo que el petróleo vuelva a situarse en el rango de los 30-50 dólares en el medio plazo.

«En los últimos años, el crudo ha estado en esos niveles y Repsol ha tenido beneficios razonables, ha pagado dividendos y reducido deuda. Si el petróleo se estabiliza en esa horquilla, Repsol está barata y puede valer bastante más, hasta alcanzar los 15 euros sobre los que se ha movido en los últimos años», dice.

Una inversión de alto riesgo

Si bien, es preciso tener en cuenta que se trata de una inversión de alto riesgo. Porque el problema que se plantea en esta crisis es, prácticamente, de supervivencia. «Dependiendo de lo que dure el desplome del crudo, hay compañías que van a sufrir situaciones financieras de estrés que les obligarán a adoptar medidas como ampliar capital», añade López

Así lo entiende también Victoria Torre, de Singular Bank: «El problema para muchas empresas será saber cuánto tiempo podrán aguantar en esta situación antes de ser incapaces de soportar su deuda».  

¿Qué más leer?

Cómo gestionar un petróleo low cost con efectos secundarios

 

Y, más allá de las petroleras, el panorama no es mucho mejor. Con una demanda de crudo que ha caído un 30% a nivel mundial y un recorte de la producción que no supera el 10%, se da por seguro un frenazo de las inversiones para desarrollar nuevas infraestructuras de extracción de crudo.

En resumen: menos contratos para las proveedoras de las petroleras como las españolas Técnicas Reunidas, Tubacex o, incluso, Tubos Reunidos, que también cede casi un 30% en el año.

Técnicas Reunidas

«La situación de Técnicas Reunidas es un poco más complicada que la de Repsol porque ya viene con problemas desde la anterior crisis del petróleo, en los años 2015-16. Desde entonces, el sector ha reducido mucho las inversiones, por lo que sus precios y márgenes se han reducido. Aquí no veo tan claro que estemos ante una oportunidad de compra. Y Tubacex y Tubos Reunidos, de alguna forma, también dependen de ese sector», opina López

Por todo ello, Torre advierte: «El desplome de algunas compañías del sector podría suponer una tentación para apostar por ellas. No obstante, nos encontramos en un momento de absoluta falta de visibilidad, por lo que esta toma de posiciones debería hacerse de forma muy cautelosa y teniendo en cuenta que, si la paralización económica persiste, algunas podrían sufrir serias presiones».

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses