Empresas del IBEX

IBEX 35. Los retos del nuevo CEO para resucitar a Almirall

La salida de Peter Guenter de Almirall se produce en un momento delicado, con la confianza bajo mínimos y el negocio impactado por el coronavirus

IBEX 35. Los retos del nuevo CEO para resucitar a Almirall

La farmacéutica Almirall se encontró con una inesperada piedra en el camino tras conocerse la salida de su consejero delegado, Peter Guenter, que dirigirá la división de salud de Merck.

Es el puesto que deja vacante Belén Garijo, nombrada a su vez CEO mundial del gigante farmacéutico estadounidense. Un peligroso efecto dominó que está pasando factura al valor.

¿Qué más leer?

IBEX 35. El consejero delegado de Almirall deja la farmacéutica para fichar por Merck

De hecho, tuvo que revisar sus guías a finales de julio para poder hacer frente al impacto del Covid-19. El corazón de su negocio, la dematología, sufrió más de la cuenta en los Estados Unidos.  

La salida del máximo ejecutivo de Almirall se produce cuando apenas han pasado tres años desde que aterrizara en la empresa, y luego de que el negocio mostrase los primeros síntomas de recuperación tras el impacto del coronavirus.

¿Por qué es importante para la farmacéutica?

  • Se trata de una noticia negativa. “Los logros de Guenter durante sus tres años al frente de Almirall han sido muchos”, dicen los analistas de Bankinter. Estos hitos incluyen la entrada en el IBEX 35 o la reorientación del negocio hacia la dermatología médica. También la reorganización de la cartera de productos en desarrollo y la adquisición de nuevas licencias.
  • Corta la progresión. Además, llega en un momento en el que “las tendencia comerciales básicas están mostrando una mejora”, añaden en Goldman Sachs.
  • Incertidumbre. De esta forma, indican los analistas del Sabadell, se abre “un periodo de incertidumbre hasta conocer el nombre de su sustituto”. De esta forma, el reciente entusiasmo por las inversiones en torno a la mejora en los múltiplos comerciales de la compañía “podría detenerse hasta que haya claridad sobre el nuevo CEO”, recalcan en Goldman Sachs.

Así las cosas, será tarea del nuevo consejero delegado tomar las riendas de una compañía que, con todo, sigue siendo de las más recomendadas del IBEX 35, con un 81% de notas de compra.

¿Qué retos tendrá el nuevo consejero delegado?

  • Impulsar el crecimiento. La pandemia había ralentizado la progresión del grupo pero será el nuevo consejero delegado quien asuma la responsabilidad de reactivar la expansión. No obstante, Ana Gómez, analista de Renta 4 Banco, no prevé importantes cambios estructurales en la estrategia de Almirall, que seguirá centrada en la dermatología.
  • Recuperar al valor en bolsa. En lo que llevamos de año, las acciones de Almirall encajan un castigo del 35%. A estos precios, la probabilidad de éxito de su cartera de productos sería nula, algo que en el Sabadell califican como “un escenario excesivamente adverso que no recoge el valor real de la compañía”. Será misión del nuevo CEO convencer al mercado de que Almirall vale más de lo que cotiza.
  • Apuntalar la confianza. Los analistas siguen confiando en el grupo pero no así el mercado. Y la misión es apuntalar la confianza. Los inversores querrían ver “que el impacto del Covid-19 no va a más y que el principio del año que viene no sea flojo”, dice Gómez. Pero los motores de crecimiento a medio plazo siguen ahí, apunta esta experta.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?