Empresas del IBEX

Bancos españoles. El arte de ganar menos dinero y pagar más dividendos

Los bancos españoles exhiben unos índices de solvencia cómodamente situados por encima de los requisitos y pueden contentar a sus accionistas pese a ganar menos

Bancos españoles

Ganan menos dinero pero reparten más dividendos entre sus accionistas y apuntan a lograr mayores retornos futuros. Parece una ecuación imposible, pero es la dinámica en la que están metidos los bancos españoles, según explica la firma de calificaciones Scope Ratings en un reciente informe.

No es la multiplicación de los panes y los peces, sino el resultado de todos los años de ajuste en el sector financiero español, que ahora exhibe unos índices de solvencia cómodamente situados “por encima de los requisitos” exigidos y que ofrecen mayor margen de maniobra para que los bancos distribuyan más capital entre sus accionistas y generan mayores retornos, lo que beneficiará a sus accionistas.

Insisten en Scope Ratings que los inversores deberían ver la mejora en la capacidad de generación de capital de los bancos como “un signo de fortaleza”, incluso si las ratios de capital han alcanzado su punto máximo en este ciclo. Por supuesto, también ayuda que los bancos españoles hayan aparcado ya la fase más dura del euribor. E, incluso, todo podría ir a mejor si se concretan las proyecciones de la Autoridad Bancaria Europea y algunos bancos al final ven reducidos sus requisitos de capital. 

Está claro que este es el punto fuerte la banca española, el capital: “La generación de capital orgánico ha sido sólida y ayudó a los bancos a cumplir los objetivos con antelación, a pesar de los obstáculos regulatorios”, comentan al respecto los economistas de Moody’s.

La gran banca española ganó en 2019 un total de 13.592 millones de euros, el 19% menos, con BBVA a la cabeza de las entidades con mayor descenso del beneficio, un 35% menos. A pesar de esta circunstancia, en Scope Ratings creen que los resultados del conjunto de los bancos españoles han sido “sólidos”, aunque lastrados por extraordinarios, como ajustes en el fondo de comercio o cargos de reestructuración.

Con los deberes hechos

La mejor noticia es que la banca española ha hecho los deberes en la contención de costes y la búsqueda de nuevos ingresos, en un contexto de “mayores desafíos para los ingresos netos por intereses, los resultados mostraron un buen progreso en comisiones, costes y calidad de activos”, recalcan en Scope Ratings.

El hecho de reforzar la solvencia, a pesar de los menores beneficios y poder seguir atendiendo a la retribución de los accionistas, se ha convertido para los directivos de la banca española en una especie de bálsamo que insufla más confianza. "Los pagos de dividendos estables o crecientes son testimonio del optimismo con respecto a las tendencias subyacentes de pérdidas y ganancias, así como la comodidad con respecto a las posiciones de capital", dice Marco Troiano, subdirector del equipo de instituciones financieras de Scope Ratings.

Con todo, si hay un lunar que empaña esta foto es “la actividad doméstica”, como opinan en Moody's. Cierto que el euribor ya está lejos de sus mínimos, pero el negocio interno aún está por despegar lastrado por las débiles perspectivas económicas y los bajos tipos de interés. Así debe entenderse la caída conjunta del 1,6% que muestra el margen de intereses, producto de una evolución de los tipos peor de lo esperado y del crecimiento moderado de los préstamos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.