Empresas del IBEX

ACS repartirá 630 millones en dividendos

La compañía que preside Florentino Pérez cuenta con 12.000 millones de liquidez para afrontar la crisis del coronavirus

Florentino Pérez, presidente de ACS

La crisis del coronavirus no ha impedido que ACS mantenga la política de reparto de dividendos a través del sistema scrip divident. La compañía que preside Florentino Pérez distribuirá entre sus accionistas 1,99 euros por título con cargo al ejercicio de 2019 y ampliará capital por un importe máximo de 630 millones de euros. 

Así lo acordó este viernes la Junta General de accionistas en la que Pérez presumió de que su empresa contaba con una posición financiera "saneada, desahogada y con liquidez de más de 12.000 millones” para afrontar las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

La constructora pretende mostrar su fortaleza a pesar del impacto negativo  de sus resultados de 2019 después de la salida de su filial australiana Cimic de su participada en Oriente Medio BICC.

¿Qué más leer?

Controlar las emociones, el primer paso para invertir con éxito

Así, ha recordado que tiene un conjunto de potenciales proyectos en infraestructuras, transporte y otros negocios con un volumen de 215.000 millones a desarrollar en los próximos años, especialmente en Estados Unidos, Canadá y Europa.

El grupo cuenta con una cartera de contratos por valor de 78.000 millones "con una amplia diversificación de actividades y de localización”. De hecho, ya ha repartido el dividendo de este año de febrero, por el que abanó 0,449 euros por acción o 67 nuevos títulos por cada uno de los antiguos. Además, tiene en marcha un programa de recompra de acciones.

ACS aprueba el reparto del dividendo después de que ya lo hayan hecho Hochtief y Abertis, sus empresas participadas. De esta forma, ha cobrado 206 millones de la constructora alemana, y otros 131 por el primer pago del grupo de autopistas.

Inversión en renovables

La empresa celebra también su junta en plena apuesta por la inversión en energías renovables. Pérez ha subrayado que la filial Cobra cuenta con 2.700 MW en activos y espera que se produzca un aumento de la inversión en este tipo de energías.

"Mantenemos un nivel de actividad relativamente estable", señaló el presidente. "La mayoría de los proyectos siguen ejecutándose, quizá con algún retraso de alguna actividad por unos meses", añadió.

“La compañía está preparada para los desafíos en un futuro próximo”, concluyó.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses