Empresas globales

Un protocolo de síntomas de Covid-19, última esperanza para las moribundas aerolíneas

Las compañías aéreas han perdido un 36 por ciento de su valor bursátil este año, golpeadas por la crisis del coronavirus

Las aerolíneas quieren un protocolo para poder volar con seguridad ante el Covid.
Las aerolíneas quieren un protocolo para poder volar con seguridad ante el Covid.

Las aerolíneas buscan a la desesperada algún parche que les permita recuperar algo de la actividad perdida por culpa de la crisis de coronavirus.

Así las cosas, una agrupación de aerolíneas internacionales entre las que se encuentra la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha pedido al Gobierno de los Estados Unidos que establezca un protocolo de síntomas de Covid-19 para determinar qué pasajeros pueden viajar.

Con esta medida pretenden ofrecer seguridad al conjunto del pasaje y tratar de revitalizar el sector.

Es necesario que el Ejecutivo de Donald Trump fije “un marco globalmente aceptado de protocolos para permitir los viajes internacionales”, dice la misiva enviada al Gobierno estadounidense y firmada por 18 aerolíneas.

“Un enfoque colaborativo entre los gobiernos y la industria ayudará a garantizar el desarrollo de medidas estandarizadas que sirvan para promover la necesaria coherencia en todo el sistema de aviación”, añade.

Hasta ahora, el Gobierno de Trump se ha negado a establecer normativas para regular los viajes en avión y también descarta que los agentes de seguridad se dediquen a tomar la temperatura de los pasajeros.

Los esfuerzos de las aerolíneas

El coronavirus ha afectado gravemente al negocio de las aerolíneas y de poco han servido los dispensadores de gel hidroalcohólico, las mascarillas y las propuestas para rediseñar las cabinas de los aviones.

El tráfico sigue deprimido y Aena no espera que éste se recupere hasta 2027, según las estimaciones del gestor aeroportuario español.

¿Qué más leer?

Buffett sentencia definitivamente a las aerolíneas

De momento, la caída se ha situado en el 66 por ciento desde enero a junio y la cosa no parece que vaya a mejorar de cara a final de año pues Aena sitúa entre el 57 por ciento y el 67 por ciento la caída del tráfico aéreo para este ejercicio.

En todo caso, las aerolíneas no parecen querer ir demasiado lejos. En concreto, no parecen particularmente a favor de exigir test de coronavirus para poder volar. Al menos, eso es lo que se aprecia en un comunicado enviado por la IATA este verano.

¿Qué más leer?

Las aerolíneas tienen que devolver 30.000 millones de euros a los viajeros por el coronavirus

En concreto, la entidad, que representa a 290 aerolíneas que cubren el 82 por ciento del tráfico aéreo global, sostuvo que los test de diagnóstico no deben convertirse en una barrera económica o logística para los viajes.

"El test de Covid-19 no debe ser un requisito para la reapertura de las fronteras o para reanudar los servicios aéreos", dijo en concreto la IATA, aunque admitió que una decisión de este tipo sí podría ser aceptable en el caso de viajeros procedentes de países considerados de "alto riesgo".

Un gran castigo en bolsa

Las compañías aéreas han sido, sin duda, uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus, con un retroceso del 36 por ciento anual, según refleja el Bloomberg World Airlines Index, un índice en el que cotizan las principales compañías de vuelo del mundo.

Aunque el descalabro es mucho mayor en algunas aerolíneas, como por ejemplo la angloespañola IAG, que es la que más cae de todas ellas, con un retroceso del 67 por ciento anual.

Le siguen Air Canada, con una contracción del 63 por ciento; United Airlines e Easyjet, con una caída del 58 por ciento; y American Airlines, con una bajada del 54 por ciento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses