Empresas globales

La gran banca estadounidense provisiona 22.360 millones por el coronavirus

La gran banca estadounidense provisiona 22.360 millones de dólares por el impacto que el coronavirus pueda provocar sobre su negocio

La gran banca estadounidense se blinda ante el coronavirus con fuertes provisiones

La gran banca de los Estados Unidos provisiona 22.360 millones de dólares para paliar el impacto que el coronavirus provoque sobre su negocio.

El temor a incumplimientos de pago en los créditos, aumento de la morosidad y reducción de rentabilidad por menores volúmenes de negocio obliga a las entidades estadounidense a llenar las arcas de liquidez.

¿Qué más leer?

Malos presagios para la temporada de resultados: JP Morgan decepciona

El caso más llamativo es el de Citigroup, el banco más global de los Estados Unidos. La entidad comunicó una provisión de 4.900 millones de dólares desde los 20 que destinó de enero a marzo del pasado curso.

El consejero delegado de Citi, Michael Corbat, aseguró que los ‘schoks’ económicos no se sintieron hasta el final del trimestre pero que el deterioro de las perspectivas económicas les obligó “a crear importantes reservas para pérdidas en préstamos”.

Sorprendente también la partida reservada por el Covid-19 que realizó Bank of America, la segunda entidad comercial más grande del país. De 179 millones de dólares reservados en el primer trimestre de 2019 pasa ahora a 4.800 millones.

Bank of America informó que dicho aumento se realiza para afrontar pérdidas en créditos por valor de 3.600 millones de dólares.

Goldman Sachs resiste más

JP Morgan Chase, el mayor banco de los Estados Unidos por activos, quintuplicó sus reservas para afrontar la pandemia hasta los 8.285 millones de dólares desde los 1.495 que provisionó en el mismo ejercicio del periodo anterior.

JP Morgan, además de a los créditos, también hace alusión a la caída de precios del petróleo. Con esta cifra apoyará el negocio de tarjetas, el segmento mayorista, el ‘gas oil’, el inmobiliario, el consumo y el retail.

¿Qué más leer?

El coronavirus lastra el beneficio de la banca americana y dispara las provisiones

Una gran diferencia respecto a Wells Fargo que guarda en la recamara 3.100 millones y de aún más diferencia con Goldman Sachs.

Esta entidad estadounidense ha sido la que menor diferencia de provisiones ha realizado respecto al curso anterior. Ha pasado de reservar 224 millones de dólares a 937.

Además, comprometió cerca de 500 millones para apoyar préstamos a pequeñas empresas y otros 50 más para “esfuerzos específicos” del banco contra la pandemia.

Morgan Stanley, la “menos” afectada

Morgan Stanley es la entidad estadounidense que más focaliza su negocio en la banca de inversión. Por ello, no se ve afectada por el deterioro de negocio de la banca minorista como sí les sucede a sus competidores.

Las provisiones de Morgan Stanley se quedan en 338 millones de dólares

Pero esto no implica que esta entidad no note el impacto por el coronavirus, puesto que perdió 638 millones en la parcela de banca de inversión durante los 3 primeros meses del año.

Por ello tuvo que realizar la provisión y su beneficio trimestral se vio mermado en un 30%, hasta los 4865 millones de dólares.

La gran banca estadounidense recalca que la caída de beneficios por las provisiones por el coronavirus desluce sobremanera un buen primer trimestre y que el negocio bancario muestra fortaleza, rentabilidad y negocio con futuro.

El caso es que Wells Fargo ganó un 77% menos, hasta los 653 millones de dólares en el primer trimestre del año; JP Morgan Chase obtuvo un 69% menos de beneficio, hasta los 2.865 millones; Bank of America los redujo en un 45,15%, hasta los 4.010 millones; Goldman Sachs los bajó en un 46%, hasta los 1.213 millones de dólares, y mismo porcentaje de caída para Citigroup, que ganó 2.520 millones de enero a marzo.

Así, el sector se cubre con el mayor volumen de capital posible porque además del miedo a la morosidad estas entidades comienzan a descontar con fuerza la llegada de una recesión económica global, por lo que las necesidades de cobertura aumentan.

Sin suprimir el dividendo

Por dicha tesitura también han suspendido los programas de recompras de acciones para este curso y tener así mayor efectivo para destinar a paliar los efectos nocivos de la pandemia sobre sus cuentas.

En cambio, no han paralizado el pago de dividendos. Sus pares europeos sí se han lanzado a ello tras la casi obligación del Banco Central Europeo (BCE) de hacerlo para preservar sus reservas de capital.

Su homólogo estadounidense, la Reserva Federal de los Estados Unidos no se posiciona al respecto, aunque Janet Yellen, la anterior presidenta del organismo que ahora dirige Jerome Powell, sí apuesta por la supresión de la retribución al accionista para cubrir las necesidades de crédito de la economía, que es otro de los motivos que esgrimió Christine Lagarde, presidenta del BCE.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.