Empresas globales

El coronavirus ‘infecta’ a Buffett. Pierde 3.130 millones con sus aerolíneas

El vehículo inversor de Buffett, Berkshire Hathaway, pierde en poco más de tres semanas 3.136 millones de dólares. Es el máximo accionista de Delta Airlines y el segundo mayor en American, Southwest y United

Warren Buffett

Cuando los mercados entran en estado de pánico, ni los mejores inversores pueden esquivar el castigo. Es lo que le ha pasado a Warren Buffett, cuyo holding inversor, Berkshire Hathaway, ha perdido en poco más de tres semanas 3.136 millones de dólares por culpa del desplome de las aerolíneas que tiene en cartera.

El sector de las líneas aéreas es uno de los más castigados por el impacto que está causando el Covid-19, que no es a futuro como en otras industrias. Los vuelos ya se están cancelando, las rutas se están reduciendo y las reservas no hacen otra cosa que desplomarse. De hecho, la IATA calcula un impacto por menores ventas en el sector de 113.000 millones de dólares.

En el caso de Buffett, el problema se multiplica porque al ‘Oráculo de Omaha’ le encantan las aerolíneas. Por eso, Berkshire Hathaway es el máximo accionista de Delta Airlines (11,24% en cartera), y el segundo máximo accionista en Southwest Airlines (10,37%), American Airlines (9,98%) y United Airlines (8,85%), según datos de Bloomberg.

 El mercado está poniendo en precio el complicado futuro con el que tendrán que lidiar las compañías aéreas

Desde que el mercado comenzó a corregir con fuerza el pasado 12 de febrero, cuando estallaron los focos de propagación del virus en Italia, Corea del Sur e Irán, el S&P500 ha corregido más del 13%, pero las aerolíneas de Buffett se han hundido mucho más.

En concreto, American Airlines se desploma alrededor del 49%, mientras que United Airlines se deja el 39,1%, Delta Airlines pierde el 26,6% y Southwest Airlines el 24,9%.

En conjunto, el porcentaje en la cartera de Berkshire Hathaway de las cuatro compañías valía antes de la caída 9.771 millones de dólares pero a fecha de hoy, este valor ha caído hasta 6.634 millones, lo que implica para Buffett unas minusvalías latentes de 3.136 millones de dólares.

En toda esta historia, el mercado está poniendo en precio el complicado futuro con el que tendrán que lidiar las compañías aéreas. De hecho, las advertencias de menores beneficios han comenzado a caer.

Vienen curvas

Así, Southwest Airlines ha comunicado a la SEC (el regulador de los mercados estadounidenses) que sus resultados serán peores en el primer trimestre por la bajada significativa en la demanda y las cancelaciones que ha provocado el coronavirus. En este caso, el impacto en la facturación será de entre 200 y 300 millones de dólares.

Tampoco se ha quedado atrás United Airlines, que tiene previsto recortar en abril su capacidad de vuelos en Estados Unidos en un 10%. Esta previsión de recortes de actividad alcanza el 20% en el mercado internacional, donde la compañía tiene mayor exposición.

Tampoco ha ayudado mucho al sector la quiebra de la aerolínea británica Flybe, que ya llevaba unos meses con respiración asistida, y ahora no hay podido soportar la bajada de la demanda provocada por el coronavirus.

Buffett llegó al sector en el tercer trimestre de 2016, comprando participaciones en American Airlines y United Airlines. En los trimestres siguiente, entró en Delta Airlines y Southwest.

El problema es que ahora toca aguantar el tipo, porque lo que viene no es bueno. "Las acciones en este momento están atrapadas entre un virus en expansión de duración desconocida y un potencial de una desaceleración económica de proporciones desconocidas " dice David Vernon, analista de Sanford C. Bernstein.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?