Empresas globales

EE.UU. inyecta 1.000 millones a la vacuna de J&J

Los Estados Unidos y Johnson & Johnson firman un acuerdo por el que la farmacéutica se compromete a suministrar al país 100 millones de dosis de su vacuna

Los Estados Unidos y Johnson & Johnson firman un acuerdo por el que la farmacéutica se compromete a suministrar al país 100 millones de dosis de su vacuna./ GETTY

¿Qué más leer?

Moderna, Biontech y Astrazeneca: las recomendaciones de los analistas

La farmacéutica estadounidense Johnson&Johnson firmó este miércoles un acuerdo con el Gobierno de Donald Trump por el que recibirá 1.000 millones de dólares para la fabricación de su vacuna anti Covid-19.

A cambio, la compañía suministrará a los Estados Unidos con 100 millones de dosis, con opción a ampliar a 200 millones si fuera necesario. 

Este pacto se suma a los que el Gobierno estadounidense ya llegó con empresas como Pfizer, Moderna, Sanofi o Glaxo para asegurar el acceso a las vacunas.

  • J&J está actualmente ejecutando pruebas en fase temprana en humanos de su vacuna
  • Será a partir de septiembre cuando comience la fase tardía
  • La compañía ya informo que podría estar disponible a comienzos de 2021 para casos de emergencia.
  • El objetivo es que para entonces puedan suministrar más de 1.000 millones de dosis en todo el mundo
  • Por el momento, la firma trabaja "diligentemente" para garantizar un acceso amplio y global a su vacuna una vez su uso sea aprobado por las autoridades regulatorias, señala en la nota publicada este miércoles.

“El equipo global de expertos de Johnson & Johnson ha trabajado incansablemente para buscar una vacuna contra el SARS-CoV-2 que pueda ayudar a detener la propagación del Covid-19”, asegura el vicepresidente ejecutivo de la empresa, Paul Stoffels.

“Apreciamos enormemente la confianza y el apoyo del gobierno de Estados Unidos en nuestra plataforma y esfuerzos de investigación y desarrollo así como en la escalabilidad de nuestra tecnología de vacunas", añadió.

El programa de vacuna de J&J contra el SARS-CoV-2 utiliza la tecnología AdVac de Janssen, que es la misma que se usó para desarrollar la del ébola y para construir sus vacunas contra el VIH, el VRS y el Zika.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses