Empresas del continuo

Airbus ‘quema’ 8.000 millones de euros en caja por “la crisis más grave que jamás vio la industria”

El coronavirus y las penalizaciones por el caso de soborno obligan a Airbus a consumir caja por 8.000 millones. El grupo pierde hasta marzo 481 millones

La Unión Europa bloquea las conversaciones con Alemania sobre el rescate a Lufthansa
La Unión Europa bloquea las conversaciones con Alemania sobre el rescate a Lufthansa

El fabricante de aviones Airbus se vio obligado a consumir en el primer trimestre del año 8.000 millones de euros en efectivo para hacer frente a “la crisis más grave que jamás vio la industria”, en relación con el coronavirus.

Así calificó la pandemia el consejero delegado del grupo, Guillaume Faury, un cisne negro que obligó al fabricante europeo a llevar a cabo un audaz recorte de su producción en un tercio de las unidades previstas para este año, lo que no ha evitado el agujero en las cuentas.

El flujo de caja libre consolidado situó en saldo negativo y alcanzó los 8.030 millones de euros, lo que incluye el pago de 3.600 millones de euros en penalizaciones para resolver un caso de soborno y corrupción.

Por esta razón, la compañía advirtió hoy de que “en los próximos trimestres seguirá  centrándose en la conservación del efectivo y reducirá el flujo de salidas de caja”. Además, suspenderá las actividades que no sean fundamentales.

Aunque la salida de efectivo es cuantiosa, los analistas de Citi confiesan que la cifra es “mejor” de lo que esperaban, lo que proporciona al grupo “algo de alivio”.

¿Qué más leer?

La corrupción y el pozo sin fondo del A400M arrasan las cuentas de Airbus

En Goldman Sachs son más prudentes y apuntan que el consumo de capital es “el que se esperaba”. Las acciones han reaccionado a estos resultados abriendo con alzas del 1,5% en la Bolsa de Madrid.

Números rojos

Los resultados que acaba de presentar mostraron unas pérdidas netas en el primer trimestre de 481 millones de euros, cifra que contrasta con los 40 millones que ganó en el mismo periodo del año anterior.

Además, el beneficio operativo (ebit) se desplomó un 56% en el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 79 millones de euros. Y la facturación descendió el 15%, hasta los 10.631 millones de euros.

Faury ya dijo a los empleados el pasado viernes que Airbus debe adaptarse rápidamente a un sector aeroespacial en contracción, ya que la pandemia socava la demanda de nuevos aviones y amenaza los pedidos existentes a medida que las aerolíneas se quedan sin dinero.

¿Qué más leer?

El mercado aplaude el audaz recorte de Airbus. “Despeja la incertidumbre”

Y esto es lo que han mostrado las cifras desveladas hoy por el fabricante europeo. Menores ventas, entrada en pérdidas y menos aviones entregados; en concreto, 122 aparatos, lo que supone 40 unidades menos que en el mismo periodo del año pasado.

Pero los planes pasaban por entregar 60 aviones más, un objetivo que tuvo que ser aparcado por culpa del coronavirus.

Entre las medidas tomadas por Airbus para lidiar con este entorno tan desafiante, el grupo recuerda que tiene abierta una línea de crédito por valor de 15.000 millones de euros.

Sin previsiones

Además, retiró la propuesta de pago del dividendo para 2019 y la suspensión del complemento voluntario a la financiación de las pensiones. Igualmente, emitió un bono por 2.500 millones de euros que canceló parcialmente la línea de crédito anterior.

Por otro lado, ha reducidos los gastos en capital en unos 700 millones, dejando los planes en 1.900 millones.

Sin embargo, Airbus no ofreció detalle alguno sobre posibles medidas de ahorros de costes y tampoco hubo noticias sobre actualización de previsiones, que fueron retiradas en marzo. Pero el grupo sí dijo que nota cierta mejoría de la actividad en China.

“Las repercusiones del Covid-19 en el negocio continúan evaluándose y, dada la visibilidad limitada que existe actualmente, en concreto en lo relativo a las entregas, no se realizan nuevas previsiones”, recalcó Airbus.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses