¿Criptoinvierno? Las verdaderas razones de la caída de 2gether. En diciembre ya faltaba liquidez...

2gether convocó preconcurso de acreedores en diciembre y decidió no hacerlo público mientras buscaba nuevos inversores, apoyo financiero que finalmente no llegó

Salvador Casquero, el fundador de 2gether, la plataforma criptográfica que ha causado un corralito de 100.000 ahorradores, ya era consciente en diciembre de la falta de liquidez que amenazaba a la empresa.

Por eso, la compañía convocó ese mes un preconcurso de acreedores y decidió seguir adelante para buscar nuevos inversores sin comunicar la decisión a sus clientes, según confirmaron a finanzas.com en fuentes próximas a la empresa.

Publicidad

El argumento de quiebra por criptoinvierno queda, por tanto, desmentido con la cronología de los hechos.

El origen real de los problemas en 2gether fue un robo de criptomonedas que se produjo precisamente en diciembre, el segundo hackeo sufrido por la fintech, en el que fueron sustraídos 1,2 millones de euros a diez usuarios.

Fraude interno

La situación era tan delicada, que 2gether llegó a convocar el preconcurso de acreedores en diciembre, con la idea de gestionar la compañía y buscar la continuidad de las operaciones, decisión que el grupo decidió no hacer pública, dijeron las fuentes consultadas.

En realidad, 2gether no tuvo obligación de comunicar nada a la agencia de protección de datos porque el hackeo no fue externo y recibió la calificación de fraude interno. Es decir, fue alguien de dentro de la compañía quien robó las monedas.

Publicidad
Publicidad

El hecho es que fue un “fraude interno” y Casquero “lo ha contado en las reuniones en las que intentó levantar capital”. Faltaban “protocolos internos de seguridad o exceso de confianza en los empleados”, explicaron diversas fuentes a finanzas.com.

La versión oficial difundida por 2gether entre sus inversores es que la caída del mercado criptográfico propició el colapso del grupo.

Desencuentro entre los directivos de 2gether

En esos momentos, 2gether se encontraba negociando una fusión con Fellow Funders, para lo que había planteado un año antes un crowfunding con la intención de levantar 1,2 millones de euros.

El plan de Casquero era buscar nuevos inversores y destinar su aportación al crecimiento de 2gether, en vez de reembolsar el dinero a los afectados por el fraude interno, entre quienes se encontraba el entonces CEO de la plataforma, Ramón Ferraz.

En esta huida hacia delante, Casquero estaba convencido de que levantando el capital y cambiando a los gestores podría remontar la situación de la Fintech.

Publicidad

Casquero ya tenía apalabrado un nuevo equipo directivo tras haber mantenido conversaciones con “inversores potentes”. La única condición que plantearon estos inversores fue la salida de Ferraz y de Luis Estrada, el director de tecnología.

El problema es que los directivos ya habían avisado a Casquero de que la empresa tenía un problema de liquidez tras el fraude interno, explicaron las fuentes consultadas.

Aun así, el fundador de 2gether siguió adelante y Ferraz abandonó la compañía a mediados de enero.  

Salvador Casquero, fundador de 2gether
Salvador Casquero, fundador de 2gether (FOTOGRAFÍA: ARCHIVO).

2gether se prepara para declararse en quiebra

El 11 de julio, 2gether convocó una junta extraordinaria para declarar una quiebra que los directivos ya vieron venir seis meses antes.  

En la hoja de ruta de Casquero estaba la fusión con Fellow Funders, en una operación en la que los directivos trataron de sumar a otras plataformas cripto, con la idea de crear un grupo con el músculo suficiente para poder plantar cara a Bit2me, uno de los líderes nacionales del mercado.

Publicidad

Sin embargo, el nuevo equipo directivo que tenía apalabrado Casquero no aceptó el plan de destinar los recursos que se iban a captar entre los nuevos inversores a reforzar la compañía sin antes devolver el dinero a los afectados por el fraude interno.

Tras la no llegada de este equipo directivo que tenía apalabrado Casquero por el desacuerdo con sus planes, los inversores con los que habían negociado el fundador de 2gether comenzaron a tener dudas.  

Futuro incierto

Las fuentes consultadas explicaron a finanzas.com que se bajaron del banco inversores de renombre, como es el caso de Abanca, que tenía 500.000 euros a través de préstamo participativo que no llegó a convertir.

También se intentó una fusión con dos plataformas más cuyo nombre no pudo confirmar finanzas.com.

Publicidad

Desde entonces, Casquero intentó enderezar el rumbo de 2gether hasta julio, cuando la compañía anunció el cese de operaciones al carecer ya de recursos para prestar normalmente su actividad.

Pero la crítica situación de 2gether ya se intuía en las altas esfereas de la compañía.

El equipo directivo "ya sabía directamente que no tenían futuro", insisten las mismas fuentes. Y la prueba es la convocatoria del preconcurso convocado en diciembre, algo que la fintech decidió no comunicar a los inversores.

Finanzas.com intentó contactar con Salvador Casquero para la elaboración de esta información, sin obtener respuesta. Tampoco recibió ningún comentario por parte de Abanca.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

En portada
Publicidad
Noticias de