Los motivos por los que Warren Buffett se equivoca con el bitcoin y las criptomonedas

El último ataque de Buffett contra el bitcoin y las criptomonedas no tiene en cuenta su papel como depósito de valor o los rendimientos que ya genera

Warren Buffett dejó claro ante los inversores de Berkshire Hathaway y el mundo entero que no le gustan ni el bitcoin ni las criptomonedas. “No pagaría ni 25 dólares por todos los bitcoins del mundo”, dijo en la reunión anual del grupo.  

El argumento para rechazar los activos digitales es una extensión de la filosofía inversora que el oráculo de Omaha ha aplicado a lo largo de su vida.

Publicidad

Buffett solo compra negocios tangibles que cree infravalorados por el mercado, pero que cuentan con alguna ventaja competitiva (el famosos foso defensivo) que les hará rendir mejor y aflorar ese valor oculto. El ejemplo más citado es Coca Cola, su inversión fetiche.

Además, siguiendo los principios que expresó Benjamin Graham en su libro El inversor inteligente, Buffett prefiere los activos o los sectores donde prevé que no habrá grandes cambios. Lo que quiere es generar una gran fuerza competitiva en un plazo de entre diez y veinte años. Sin interferencias.

Toda esta doctrina sobre la que se asienta el value investment es contraria a lo que a juicio de Buffett representan las criptomonedas, un activo sin valor algún, según su opinión. Sin embargo, hay motivos de peso para discrepar con esta visión.

Publicidad

El bitcoin es una reserva de valor

Cuando Buffett dice que el bitcoin no tiene ningún valor, lo que está pasando por alto es que la criptomoneda en sí misma es una reserva de valor. Además, cuenta con importantes ventajas respecto al dinero fiat.

Hasta la invención del bitcoin, toda forma de dinero conocida era ilimitada en su cantidad, y por consiguiente, “imperfecta en su capacidad de servir como reserva de valor a lo largo del tiempo”, argumente Saifedan Ammous en el libro El patrón bitcoin.

Publicidad

Este hecho podría generar cierta controversia en los albores del bitcoin, pero es algo que ya no se discute tras la fuerte adopción institucional por grandes fondos de inversión y distintas instituciones financieras.

La clave es que la oferta monetaria del bitcoin está limitada a los 21 millones de monedas que se alcanzarán en el año 2140. Cuando el mundo va camino de los 19 millones de bitcoins minados, ya no habrá más oferta monetaria a partir de este umbral.

Dicho de otro modo, el bitcoin alcanza el principio de la escasez estricta, nadie lo podrá devaluar mediante la emisión de nuevas monedas.

En realidad, es el mismo principio de escasez que apoyó el patrón oro, con la diferencia de que el bitcoin, al ser un activo digital, otorga a sus poseedores la soberanía financiera plena. Ya no es necesario de depender de ningún intermediario financiero para transmitir esa reserva de valor con total autonomía.  

Publicidad

BITCOIN BITCOIN (BTC)

29.340,00 $

0,25 % 1h
-2,94 % 24h
0,73 % 7d

La industria maneja cifras millonarias

En segundo lugar, la industria de las criptomonedas maneja cifras millonarias. Durante el año pasado, el volumen de transacciones en Europa fue de 845.000 millones de euros, el 4,9 por ciento del PIB o el 0,9 por ciento de los activos financieros totales, según el último informe de Estabilidad Financiera del Banco de España.

Solo en España, las criptomonedas movieron cerca de 60.000 millones de euros, lo que colocó al país como la quinta plaza más importante por transacciones, por detrás del Reino Unido, Francia, Alemania y los Países Bajos.

Estas cifras van mucho más allá tomando como referencia el metaverso, el nuevo nicho emergente conectado al dinero digital. Según cálculos de Bloomberg Intelligence, el metaverso podría alanzar un valor de 783.300 millones de dólares en 2024.

En términos de empleo, las ofertas de empleo relacionadas con las criptomonedas se dispararon el año pasado en los Estados Unidos un 395 por ciento, según un informe de Linkedin, frente al 98 por ciento de toda la industria tecnológica.

Publicidad

Las criptomonedas sí generan rendimientos

Finalmente, frente a la visión de Buffett de considerar a las criptomonedas como activos pasivos, lo cierto es que la industria ha avanzado hasta tal punto que ya es posible obtener rentabilidades con la simple posesión de los activos digitales, e incluso con los tokens NFT.

Además de todas las inversiones disponibles en el metaverso, sobre las que la revista Inversión acaba de hacer un extenso repaso en el reportaje de portada de su último número, el desarrollo de las finanzas descentralizadas ha cambiado por completo el panorama.

Desde los pools de liquidez hasta las alternativas de staking (abonos por depósitos de criptomonedas) que ofrecen muchos brokers, las opciones son variadas. Por ejemplo, los préstamos con apalancamiento que ofrece la cadena de bloques terra.

Desde este punto de vista, “el bitcoin y el ethereum están permitiendo acceder a oportunidades de inversión mucho mejores desde el punto de vista técnico, es decir, con mejor relación rentabilidad/riesgo que el dinero tradicional”, dijo a finanzas.com Alberto Toribio, embajador de Cryptoplaza.

Buffett también se equivoca

Por último, el mejor inversor de la historia también tiene algunos borrones en su hoja de servicios.

A la industria tecnológica la rechazó durante décadas, hasta que finalmente en 2016 terminó por tomar una participación en Apple cuando las acciones estaban ya en 100 dólares. Hoy en día es uno de los puntales de Berkshire Hathaway.

Publicidad

Algo más chocante resulta el caso de Pier 1 Imports, un minorista de muebles estadounidense que en 2003 era considerado en Wall Street como un verdadero valor de crecimiento por explotar.

Algo debió ver Buffett cuando en 2004 se hizo con ocho millones de acciones de la empresa tras una inversión aproximada de 150 millones de dólares.

Eran los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria y Buffett ya había comprado poco antes Clayton Homes. Si las viviendas se vendían bien, por qué no iba a pasar lo mismo con los muebles.

Pero poco después de entrar Buffett, Pier 1 Imports siguió anunciando malos resultados y su cotización no dejó de deteriorarse. Un año después, en 2005, Berkshire Hathaway empezó a vender esta participación.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de