España y el Reino Unido son los países con más riesgo de deterioro bancario

La consultora Boston Consulting Group cree que la morosidad podría incrementarse en el sector bancario

España y el Reino Unido son los países con más riesgo de deterioro bancario, según un informe publicado recientemente por Boston Consulting Group.

“Aunque los ratios de capital y los colchones de liquidez que se impusieron después de la crisis financiera brindaron a los bancos una protección crítica durante la pandemia, ese colchón podría disminuir en los próximos meses si las perspectivas económicas empeoran. Eso es especialmente cierto para los bancos de países donde el turismo, el sector inmobiliario o el transporte constituyen una gran parte del tejido industrial. Es el caso del Reino Unido y España, por ejemplo”, dice el documento elaborado por la consultora.

No obstante, aunque este tipo de riesgos son mayores en España y el Reino Unido, se trata de un problema que afronta el conjunto del sector financiero europeo, a juicio de BCG.

La banca es más resistente que en 2008

Una problemática que no se puede ignorar por mucho que la banca esté demostrando una mayor resistencia en la crisis actual que en la anterior, donde fue el origen de todo lo sucedido.

Los bancos entraron en la pandemia mejor preparados que la mayoría de compañías. Las reformas financieras que siguieron a la crisis financiera de 2007 han garantizado que la mayoría de las instituciones acumulen fuertes reservas de capital y liquidez. Pero con la pandemia entrando en su segundo año, muchos bancos van a tener que prepararse para un repunte de la morosidad y el impacto que eso va a provocar en su balance”, apunta la consultora.

La morosidad del sector bancario va a subir

“El próximo año va a ser testigo de más insolvencias, a medida que expiran las moratorias que salvaron a algunas empresas de la quiebra y los costes financieros empujan a otras al borde del abismo”, añade BCG.

En realidad, los procedimientos de insolvencia abiertos en 2020 disminuyeron respecto a 2019 gracias a las ayudas públicas que se dieron a nivel global (en forma de créditos del ICO o ERTES, en el caso de España), pero estas medidas han escondido la gravedad de la situación y a medida que vayan expirando “el daño real se hará más evidente”.

Publicidad
Publicidad

Por eso, los expertos de BCG concluyen: “Esperamos que las cifras de morosidad aumenten en los próximos meses, dada la agitación que está provocando la pandemia y el tiempo que requiere que los efectos completos de la crisis del Covid-19 se vean reflejados en los estados financieros de las empresas”, se lee en el documento.

Los bancos tienen el apoyo de los reguladores

En favor de los bancos, en cambio, la popular consultora cree que el Banco Central Europeo va a mantener su apoyo a las entidades del Viejo Continente para evitar problemas.

“Conscientes de los riesgos que afrontan los bancos y la economía en su conjunto, los reguladores se van a mantener flexibles muy probablemente. La mayoría continuará permitiendo a los bancos usar sus colchones de capital y liquidez y será flexible con las normas sobre provisiones”, escriben los analistas de la firma.

Teniendo todo esto en cuenta, BCG recomienda a las entidades solventes que utilicen la crisis como una oportunidad para posicionarse como un socio de confianza para sus clientes, tanto los grandes (ayudándoles a estabilizar sus flujos de caja, por ejemplo), como los pequeños (con refinanciaciones de préstamos).

Publicidad

“Para capitalizar estas oportunidades, los bancos, sin embargo, deberán reforzar su gestión del riesgo. Asegurando su propia estabilidad serán capaces de ayudar a que la comunidad en su sentido más amplio recupere la suya propia”, dice el documento.

En portada
Publicidad
Noticias de