La Inspección de Trabajo moderniza su sede para ofrecer un mejor servicio

La Inspección de Trabajo ha mejorado sus instalaciones en Melilla con una nueva sede más moderna y adaptada a personas con movilidad reducida, con el objetivo de prestar un servicio de mayor calidad a los usuarios.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, el jefe de la Inspección de Trabajo en Melilla, Saturnino Martínez, y la subdirectora general de este departamento, María Soledad Ramos, han visitado hoy las nuevas instalaciones.

La sede acoge a la Inspección de Trabajo, con 17 empleados, y al Fondo de Garantía Salarial, con dos, para optimizar el espacio y ahorrar costes, ha declarado a los periodistas Martínez.

Comercio, construcción y hostelería concentran buena parte de la actividad de este organismo en Melilla, donde su labor tiene presente además su "particularidad" como ciudad fronteriza con Marruecos y el flujo comercial que ello supone, ha indicado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.