La Comunidad de Madrid cierra abril con 450.003 desempleados, un 8,4 % menos

El paro en la Comunidad de Madrid se ha reducido en el último año en 41.278 personas (-8,4 %) hasta los 450.003 desempleados, en lo que supone el segundo mayor descenso interanual en un mes de abril desde 2001.

Así los revelan los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social hechos públicos hoy, según los cuales el número de parados registrados en los Servicios Públicos de Empleo en la Comunidad de Madrid bajó en el último mes en 8.431 personas (-1,8 %) para colocarse como el tercer mejor abril de toda la serie histórica.

En este mes se registraron 15.304 nuevas afiliaciones a la Seguridad Social (99.288 en el último año), y se firmaron 183.090 contratos, de los que 150.830 (83 %) fueron temporales y 32.260 (17 %) indefinidos.

Todos los sectores de actividad registraron un descenso del paro: 133 personas en agricultura; 590 en industria; 1.138 en construcción; 6.401 en servicios y 169 en el colectivo de sin empleo anterior.

Al término de marzo había en esta región 204.436 beneficiarios de prestaciones por desempleo, con un gasto mensual total de 202 millones de euros.

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha celebrado que el paro siga disminuyendo "mes a mes" y que la afiliación a la Seguridad Social haya sumado casi 100.000 nuevas personas en el último año.

Cifuentes ha descrito un escenario con "menos paro, más empleo y más contratos indefinidos", y ha recordado la puesta en marcha de la Estrategia Madrid por el Empleo, a la que se ha adjudicado una partida de 650 millones de euros para combatir el paro.

La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) ha considerado que el descenso del paro en abril se debió al incremento de la actividad en Semana Santa, y ha advertido de que el ritmo de creación de empleo es "demasiado lento" y que los 450.003 madrileños que no tienen trabajo demandan políticas más eficaces para incentivar la economía.

En una nota, la patronal que dirige Juan Pablo Lázaro ha mostrado su preocupación por la situación de jóvenes y parados de larga duración, y ha reclamado políticas que faciliten el crecimiento de las empresas en un clima de seguridad jurídica, evitando la competencia desleal de la denominada economía colaborativa y eliminando las situaciones de indefinición política.

En el ámbito sindical, Comisiones Obreras ha lamentado que el empleo que se está creando sea "precario y con bajos salarios", y ha demandado la creación de una nueva prestación que garantice unos ingresos adecuados para todos los desempleados.

Según sus datos, en la Comunidad de Madrid hay 245.000 personas (361.000 según la EPA) que no cobran ningún tipo de prestación, lo que conlleva que en esta región se haya asentado "pobreza, desigualdad y riesgo de exclusión".

UGT también ha denunciado que el empleo que se crea es "precario, sin derechos e, incluso, casi sin salario", lo que urge a realizar un "cambio" en las políticas "que están llevando a cientos de miles de madrileños a estar en una exclusión laboral y muy al borde de la exclusión social" de la que será "muy difícil recuperarlos".

El sindicato ha considerado, además, que la Estrategia por el Empleo suscrita por el Gobierno regional y los agentes sociales "está falta" de un proyecto de reindustrialización y de mayor inversión en I D i.

Por su parte, el PSOE-M ha emitido una nota en la que advierte de que solo 200.000 parados son beneficiarios de prestaciones por desempleo, y considera que el Plan de activación para el empleo ha sido un fracaso y que la precariedad del empleo sigue siendo la marca del modelo laboral del Gobierno de Cifuentes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.