C.Roja y Bankia promueven dos proyectos de ayuda a parados de larga duración

Bankia y Cruz Roja han colaborado conjuntamente en un acuerdo para llevar a cabo en Valencia dos proyectos dirigidos a personas paradas de larga duración, así como el denominado "Aprender trabajando" enfocado a jóvenes alejados del mercado laboral.

Según un comunicado de prensa, este mes culmina la primera de las acciones, el curso de capacitación de "Operaciones básicas en cocina" impartido por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia en el que 18 personas en riesgo de exclusión y que permanecían en situación de desempleo desde hace años, han mejorado su formación para trabajar en el sector de la restauración.

Los 18 participantes de estas ayudas tendrán posibilidades de inserción en el sector de la hostelería tras cursar 380 horas de formación, como es el caso de dos de ellos, que ya han logrado su inserción.

Junto con la orientación laboral en la búsqueda de empleo que realiza Cruz Roja Española, estas personas han recibido formación teórica impartida por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia.

El proyecto contempla prácticas no laborales durante 16 jornadas en bares y restaurantes de la ciudad de Valencia como Sal de mar, Dos Lunas, Dos Lunas Beach, Hotel Tryp Oceanic y Chez Brigitte.

Bankia ha entregado en tres años un total de 2,5 millones de euros a Cruz Roja para apoyar sus programas, especialmente los centrados en una de las principales líneas de acción social de la entidad: la empleabilidad de personas de especial vulnerabilidad.

Los proyectos se llevan a cabo en 30 provincias de todo el territorio y permiten mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción laboral de jóvenes en dificultad social, familias con todos sus miembros en paro y personas mayores de 45 años afectadas por la crisis.

La responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja Valencia, Paulina Gómez, ha aplaudido la colaboración de Bankia para mejorar la empleabilidad de las personas con más dificultades "reforzando sus capacidades para que puedan acceder a un empleo en las mejores condiciones".

Un caso destacado ha sido el de Halyna Yanceva, de 45 años y procedente de Ucrania, donde tenía su propio restaurante, pero el conflicto y la búsqueda de un proyecto de vida nuevo en España le han conducido a Cruz Roja Española.

"He podido prepararme mejor, conocer la cocina española y ahora tengo muchas más posibilidades de trabajar de nuevo", señala Halyna.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.