Asturias fue la región que más autónomos perdió en 2017

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cerró 2017 con una pérdida de 1.100 autónomos en Asturias, pasando de 75.592 a 74.492 autónomos, lo que supone un descenso del 1,5 por ciento y sitúa al Principado a la cabeza nacional en cuanto a pérdida de trabajadores autónomos.

Así se refleja en un informe del Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA, en colaboración con el Banco Sabadell, en el que se destaca que a nivel nacional hubo un crecimiento del 0,3 por ciento, con 9.023 trabajadores más por cuenta propia que en 2016.

Madrid es la región que ha registrado el mayor incremento de trabajadores autónomos, con un 2,1 por ciento más, seguido de Islas Baleares y Canarias, cuyo crecimiento fue del 1,9 y 1,7 por ciento, respectivamente.

En el caso de las comunidades que perdieron un mayor número de autónomos en 2017, Asturias lidera la estadística con el 1,5 por ciento, por delante de Castilla y León y Extremadura, con una pérdida de trabajadores del 1,3 y 1,2 por ciento, respectivamente.

Según este informe, el perfil del autónomo asturiano es un varón entre 40 y 54 años, del sector servicios (con una importante presencia en la agricultura), sin asalariados a su cargo, con una sola actividad, que lleva 5 años o más al frente de su negocio y que cotiza por la base mínima.

Además, estos datos analizan también la evolución de los municipios asturianos a lo largo del año, donde se contabilizó un descenso en todos ellos.

Porcentualmente, Mieres fue el concejo que más trabajadores por cuenta propia perdió, un 2,6 por ciento, aunque en términos absolutos Gijón fue el más damnificado, con una pérdida de 136 trabajadores autónomos.

En el caso de la evolución atendiendo al género, el informe concluye que, mientras que en el conjunto nacional las mujeres empujan el crecimiento autónomo, en Asturias el descenso de las autónomas, del 1,9 por ciento, ha sido superior al de los hombres, del 1,2 por ciento.

De los 74.492 autónomos de la región, el 64 por ciento (47.651) son autónomos persona física, es decir, que no están integrados en una cooperativa, sociedad mercantil u otras entidades societarias.

De todos ellos, el 77,1 por ciento cotiza por la base mínima, y sólo el 1,5 por ciento cotiza tres veces más que el mínimo.

Analizando la antigüedad del negocio, cabe destacar que el 61,8 de los autónomos asturianos lleva más de cinco años trabajando por cuenta propia, un porcentaje por encima de la media nacional, del 55,4 por ciento.

La presidenta de ATA, Patricia Oreña, ha señalado que, a pesar de tener las peores cifras de España, el descenso en Asturias es "cada vez menor", por lo que hay esperanzas de alcanzar un punto de equilibrio en los próximos años que acabe conllevando un crecimiento.

Para ello, ha anunciado que ha enviado un decálogo que incluye 32 medidas al Gobierno de Asturias, que ATA considera que ayudarán a paliar esta situación.

Entre las medidas que incluye el decálogo se encuentra la lucha contra la economía sumergida y el falso autónomo, así como la implantación de medidas para la sostenibilidad del RETA y para reducir las cargas administrativas y el régimen fiscal, ha explicado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.