Anuncian 4 semanas más de huelga en las residencias desde el 26 de abril

Trabajadoras de las residencias de ancianos de Bizkaia han anunciado hoy otras cuatro semanas de huelga a partir del 26 de abril para forzar el desbloqueo de la negociación del convenio sectorial y conseguir que sus demandas sean atendidas por las patronales del sector.

El nuevo paro ha sido convocado hoy, día en el que concluye la anterior huelga de un mes iniciada el pasado 8 de marzo y con el que suman ya 150 días de huelga en demanda de una reducción de jornada hasta las 1.592 horas anuales, un salario mínimo de 1.200 euros mensuales y una mejora de los ratios asistenciales personal/usuario.

Portavoces de las huelguistas, que se han vuelto a concentrar hoy ante la Diputación de Bizkaia para reclamar su implicación en la resolución del conflicto, que se prolonga ya más de un año, han opinado también sobre la decisión de la Diputación de recurrir los servicios mínimos y reclamar las aportaciones indebidas a las empresas adjudicatarias.

Las huelguistas han mostrado su "indignación" por el anuncio de la diputada de Acción Social de reclamar a las empresas gestoras de las residencias la devolución de los importes que les ha pagado de más por servicios no prestados durante las jornadas de paro y su intención de recurrir los servicios mínimos dictados por el Gobierno vasco durante los paros, que se sitúan ya en el 70-80 % de la plantilla.

El anuncio de reclamar la devolución de "cobros indebidos" a las empresas "muestra de forma nítida la negligencia con la que la Diputación Foral de Bizkaia actúa en este conflicto", han opinado.

La actuación de la Diputación, al pagar por un servicio que las empresas no ofrecen durante los días de huelga, "ha supuesto que las empresas ganasen más dinero", han señalado.

Las trabajadoras de las residencias, apoyadas por el sindicato ELA han anunciado que los servicios jurídicos de esta central "están analizando la posibilidad de emprender acciones por la vía judicial contra la Diputación por estos hechos ya que, en nuestra opinión, la decisión de mantener el pago a las empresas concesionarias se ha tomado para minorar la incidencia de la huelga".

Respecto a la decisión de la Diputación de recurrir el decreto de servicios mínimos dictado por el Gobierno Vasco para la huelga que concluye hoy, las huelguistas han criticado el "cinismo" de la institución foral que, por un lado, afirma que "no es parte del conflicto" y, por otro, "concentra todos sus esfuerzos en neutralizar la huelga e invisibilizar la grave situación del sector".

Las huelguistas han asegurado, por último, que van a "seguir luchando" hasta lograr sus reivindicaciones para un convenio sectorial y han advertido de que "la Diputación sabe que este conflicto no se va a resolver si no se implica para buscar una solución".

Fuentes del sindicato ELA han manifestado que si la actual situación de bloqueo de la negociación colectiva con las tres patronales del sector se mantiene, estudiarán la posibilidad de iniciar negociaciones centro por centro.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.