Abril deja 4.431 parados menos en CyL, hasta 155.616, con lastre precariedad

Abril dejó 4.431 parados menos en Castilla y León, hasta los 155.616, con lo que se ha recuperado el 66,8% del empleo perdido durante la crisis, según ha valorado la Junta, con el lastre apuntado por sindicatos y oposición de su precariedad: uno de cada cuatro contratos es temporal y casi uno de cinco a tiempo parcial

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, respecto a abril de 2017 hay 15.431 parados menos en Castilla y León, con un descenso del 9,02 por ciento.

En el conjunto nacional el paro bajó en 86.683 personas en dato mensual, con una caída del 2,53 por ciento, con 237.168 desempleados menos, el 6,64 por ciento, que hace un año; y descendió en las diecisiete autonomías, con caídas de hasta el 15,09 por ciento en Baleares, del 4,78 en Cantabria y el 4,4 en Extremadura.

El paro cayó en todos los sectores de Castilla y León respecto a marzo salvo en el de sin empleo anterior que sumó 95 desempleados, con 2.609 parados menos en el sector servicios, 868 en el de la construcción, 542 en la industria, y 507 en el de la agricultura.

Y lo hizo en todas las provincias, con descensos del 4,47 por ciento en Segovia y del 4,16 en Soria y del 1,52 en Zamora, que marcaron las mayores y la menor caída.

En Ávila se registraron 304 parados menos que en marzo, con una descenso del 2,42 por ciento, y 1.124 menos que hace un año, un -8,4 por ciento de descenso; en Burgos la caída fue de 685 (-3,43%) y 2.627 (-12%); en León 963 (-2,9) y 3.311 (-9,32); en Palencia 237 (-2,36) y 1.146 (-10,47); y en Salamanca 525 (-2,09) y 1.895 (-7,16).

En Segovia el recorte fue de 346 (-4,47) con 858 menos que hace un año (-10,4); en Soria 163 (-4,16) y 562 (-13,01); en Valladolid 1.010 (-2,92) y 2.656 (-7,33) y en Zamora 198 (-1,52) y 1.252 (-8,89).

De los 155.616 desempleados de Castilla y León, recibieron prestaciones por desempleo, en este caso con datos de marzo, 75.193 parados en Castilla y León; y se realizaron 3.647 contratos más que el mes anterior, hasta los 73.159, con un repunte del 5,25 por ciento, por debajo del 7,63 por ciento de incremento nacional.

El desempleo masculino se situó en 66.870 personas (64.426 en marzo) mientras que el femenino quedó en 88.746 (90.621).

De los 155.616 parados que registró Castilla y León al término de abril 13.072 (13.245 en marzo) tienen menos de 25 años y, de estos, 6.920 son hombres (7.069) y 6.152 mujeres (6.176).

El sector que más paro acumula al término de abril es de la construcción con 103.263 desempleados en la Comunidad, seguido de los 15.466 de sin empleo anterior, los 14.598 de la industria y los 13.373 de la construcción.

En cuanto a los contratos, los indefinidos fueron 7.252, 164 menos que el mes anterior, y 1.387 más que hace un año.

El viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, Mariano Gredilla, ha considerado "positivos" estos datos, que denotan una tendencia, y se ha fijado en que en los últimos doce meses en Castilla y León hay 15.431 parados menos y la tasa de paro se ha reducido en un 9,02%, cuando en España lo hizo a un ritmo menor, del 6,64 por ciento.

Además ha destacado que con la reducción del paro en abril se ha recuperado el 66,8% del empleo perdido durante la crisis y ha asegurado que Castilla y León está en disposición de alcanzar el objetivo del millón de ocupados.

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha valorado sobre esos datos de empleo de abril que el "crecimiento de los contratos indefinidos es tres veces superior a la evolución de los contratos temporales".

Para el portavoz de Empleo del PSOE de Castilla y León, Óscar Álvarez, los datos de abril son "el espejismo de un gobierno agotado y moribundo" y ha calificado de "obscena" la satisfacción del PP.

En un comunicado, Álvarez ha afirmado que el descenso de 17.300 activos en el último año demuestra que se reparte el mismo empleo entre menos gente y que los datos del paro no sirven para calibrar la "agonía de la clase trabajadora".

El portavoz de Ciudadanos en Castilla y León, Luis Fuentes, ha afirmado que esa bajada del paro "no puede ir de la mano con la pérdida de población", por lo que ha demandado empleo de calidad y oportunidades para el medio rural y las mujeres.

Ante estos datos, el sindicato UGT ha advertido de que hay una desaceleración en la creación de empleo en Castilla y León, ya que desde verano de 2017 la tasa anual de crecimiento de la ocupación es negativa; y CCOO ha advertido la precariedad del empleo que se crea y que los datos de abril son insuficientes dada la magnitud del problema.

Por su parte, la vicepresidenta y portavoz de Cecale, Ángela de Miguel, ha considerado "positivo" el descenso del paro en Castilla y León y ha sostenido que el que algo más de 15.000 personas hayan accedido a un empleo en los últimos doce meses debe ser un motivo de satisfacción para los empresarios en "su esfuerzo" por crear empleo.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.