Trading

Viscofan se mantiene por encima de los 50 euros

Es de los pocos valores del IBEX 35 que aguantan en positivo en lo que llevamos de ejercicio

Viscofán, calentando motores para el asalto a los máximos históricos

Viscofan ha superado los niveles “precrash” y fluctúa en torno a los 50 euros, con movimientos también en bastante consonancia con la evolución del dólar.

Por ahora logra mantenerse en números negros durante el ejercicio y sctúa, por tanto, como un valor defensivo de manera bastante clara.

El sesgo dentro del lateral recuperado se mantiene positivo, pero falta una ruptura clara de la zona de altos con la resistencia más inmediata en el corto plazo sobre los 51,50 euros.

Si consigue superar la zona superior del lateral tenemos la zona de resistencia en los altos de 2019 sobre los 54,50 euros, cuya superación con intención y de forma consistente activaría un escenario impulsivo confirmado con la ruptura de los 55 euros que debería permitir proyectarle de nuevo a buscar sus máximos históricos por encima de los 60 euros.

Este es un escenario muy positivo difícil de compatibilizar con la situación general del mercado y de las previsiones que se manejan, pero no hay porque descartarlo, especialmente si hubiera un nuevo fortalecimiento significativo del dólar yendo a buscar los niveles de mínimos frente al euro de los últimos años sobre los 1,0350.

Evolución

El año lo iniciaba intentando consolidar la ruptura de la directriz bajista que estaba marcando el movimiento de fuerte corrección del valor desde los máximos de 2018 cuando llegó a superar los 62 euros.

Viscofan vio como en mínimos de 2019 llegaba a perder los 40 euros y hacia el final de ejercicio se enfrentaba a la resistencia de la directriz bajista. La ruptura la estaba realizando en lateral y con la zona de resistencia claramente marcada sobre los 51,50 euros.

Con el estallido de la crisis sufría una corrección que le llevó a marcar unos mínimos en torno a los 43 euros, muy por encima de los del pasado 2018 para después recuperar todo lo bajado en apenas dos semanas y quedarse consolidando en los 50,50 euros.

Los riesgos siguen propensos a activarse si se produce una corrección que provoque que se pierdan los 45 euros, quedando otra vez por debajo de la directriz del techo del canal de corrección.

Aunque por ahora está bastante alejado de este nivel y con el sesgo positivo, pero la volatilidad sigue imperando. Si ello sucediera abriría la opción de atacar los mínimos de 2018 sobre los 40 euros y ya con el sesgo negativo dentro de este canal correctivo, buscar su base proyectaba hasta los 37 euros.

Esto también supondría perder la directriz que apoya al valor largo plazo desde los mínimos de 2001.

Con la volatilidad actual este escenario también es posible y sólo las particularidades del valor y la estructura dejada nos alejan por ahora de ello, con leve probabilidad sesgada a la continuidad de los avances. 

Pero todo queda pendiente de superar la resistencia inmediata de los 51,50 euros.

con4 200402 14
con4 200402 14

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses