Trading

Telefónica continúa sin encontrar suelo pese a O2

Telefónica se amina con la información de su posible fusión de O2 en el Reino Unido con con Liberty, pero sin los 4,5 euros no hay patrón de suelo

Telefónica necesita encontrar suelo a partir de los 4,5 euros

Telefónica, pese al empujón de O2, muestra una estructura técnica de indecisión, puesto que estaría formando un patrón triangular o una estructura lateral en rango entre los 3,9 euros y los 4,5 euros.

¿Qué más leer?

Telefónica confirma las negociaciones con Liberty para fusionar O2 y Virgin en Reino Unido

Por ahora esta estructura no parece ser una figura de vuelta o de suelo ortodoxa. Es más, si la forma se decanta por el triángulo las probabilidades de que sea una figura de continuación son elevadas.

Pero como siempre los triángulos sólo se operan en su ruptura conviene no buscar anticipaciones y más en el entorno de incertidumbre y riesgo actual.

Como vemos,el valor no ha seguido con la estructura de rebote común, ya no de los índices más relevantes, sino la del propio IBEX, que ha tenido incluso un comportamiento relativo mejor.

Contagio bancario

Telefónica parece haberse “contagiado” del virus del sector bancario y ha lastrado en este caso al selectivo, aunque ha tenido este intento de enmienda en la sesión de ayer.

Pata tener alguna opción en ir algo más allá en el rebote debe de buscar una salida al alza del triángulo y del lateral con una superación con intención y de forma consistente del nivel de los 4,50 euros en cierre semanal.

Con ello podría tener opción a buscar la siguiente zona de resistencia en el inicio de la segunda aceleración de la corrección en el nivel de los 5 euros para cerrar el hueco dejado en ese escapar incluso sería conveniente ver cierres semanales por encima de los 5,2 euros.

Aún así, no logramos recuperar un escenario lateral en tanto no volvamos superar los mínimos relativos anteriores a la corrección que se sitúan sobre los 5,75 euros-5,8 euros.

Búsqueda de los cinco euros

El sesgo en esa lateralidad todavía sería negativo puesto que la directriz de corrección desde los máximos que se alcanzaron en 2015, que casi igualaban a los máximos históricos del valor, se proyecta ahora en torno de los 6,5 euros.

Como vemos estamos hablando de revalorizaciones muy significativas desde niveles actuales y que requieren un contexto positivo que no parece sea al que vayamos encaminados.

Así que este escenario tiene las mínimas probabilidades asignadas y ´solo por encima de los 5 euros iría incrementándolas.

El aspecto negativo, del que ahora nos hemos alejado algo, está en que se pierdan otra vez los 4 euros-3,8 euros con confirmación de cierre semanal.

Esto activaría de nuevo el escenario correctivo con el taque a los mínimos anuales en las proximidades de los 3,5 euros que nos llevaría a la parte alta de la estructura de suelo que le valor realizaba en los ejercicios de 2002-2003 cunado se recuperó de la crisis de las 'puntocom' que había estallado de los máximos del valor en el año 2000.

Por tanto, nos toca estar vigilantes sobre todo de las zonas de soportes y mantener prudencia extrema pues las incertidumbres del escenario económico que nos viene hacen difícil de prever el comportamiento al que pueden derivar los precios del valor.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.