Sin rupturas consistentes no hay opciones a nuevos impulsos

Las bolsas han acabado la semana con signo negativo en su última sesión, y ello después de haber marcado nuevos[…]

Las bolsas han acabado la semana con signo negativo en su última sesión, y ello después de haber marcado nuevos máximos históricos en algún caso y atacado las zonas de resistencia pero sin la consistencia deseada. Aparecen además divergencias en algunos casos que siguen poniendo en entredicho la validez de las subidas en las que no se ha notado ni un rango de variación ni un volumen que muestre intencionalidad para superar/validar las posibles rupturas. Por tanto persisten las dudas con el escenario griego de trasfondo y una espera a la macroeconomía americana que por lo menos tras las actas de FED se achaca su empeoramiento temporal. De momento eso supone que no se van a subir los tipos hasta final del tercer trimestre como pronto. Pero esta situación de nuevo a vuelto a reforzar al dólar y con ello el apoyo a la renta variable europea a priori beneficiada por esta correlación actual.

La presión sobre Grecia continúa y hoy es festivo en muchas plazas europeas y también en EE.UU. así que el impacto también de las elecciones municipales y autonómicas en España no va a poder evaluarse en su magnitud, si bien de momento con el hueco a la baja y el fracaso de nuevo en superar la resistencia no hay que descartar bajadas a los soportes importantes que ya se han probado. A partir de mañana se podrán valorar mejor estas posibles reacciones dentro del actual contexto complejo.

El dólar no pudo con la zona de resistencia importante del rango establecido entre los 1,1500-1,1600 y ha vuelto a testear la zona de soporte que presentaba sobre los 1,1050. De momento esta perforando este nivel en una jornada en el que cierre en EE.UU. y otros mercados importantes no permiten valorar todavía esta ruptura. Si acabara por producirse o confirmarse de forma consistente a lo largo de la semana volveríamos a entrar dentro del rango anterior vigente que tenía como soporte el nivel de los 1,0500 como clave. La pérdida de este nivel entonces sí que llevaría la búsqueda de la paridad. Dentro de este rango tiene zona de soporte intermedias que de mantenerse sobre los 1,0800 sin perderlo aún permitirían afianzar el cambio de escenario a lateral y no continuar con la su apreciación. Aunque todavía es este el escenario que sigue pesando más.

El Dow Jones marcó durante la semana nuevos máximos históricos que finalmente no ha podido mantener, pero se mantiene en la zona alta del rango lateral ele que prácticamente viene desarrollándose su movimiento en este ejercicio. Para confirmar el escape al alza ha de marcar nuevos máximos históricos de forma consistente por encima de los 18.350 puntos. Como referencias más próximas de soporte tenemos el techo del canal superado sobre los 18.000 puntos y dentro del mismo ante de la base del canal la media móvil de 200 sesiones sobre los 17.540 puntos si falla de nuevo en superar esta zona de techos. El cierre fue con un retroceso del 0,29% para acabar en los 18.232,02 puntos. Los volúmenes decreciente en la última fase de al subida y las divergencias que nos e han producido nunca a este nivel con del Dow Jones de Transportes, en mínimos de los últimos seis mese, así como la falta de apoyo en los indicadores de amplitud, dificultan sin más por ahora un escape violento al alza.

La resistencia importante de los 18.000 queda superada de nuevo pero ahora con el siguiente nivel extendido hasta 18.300 puntos es la clave para dar continuidad a cualquier movimiento de avance a buscar objetivos mayores que se podrían proyectar doblando la amplitud de este canal a superar. Y si es superado el objetivo nos llevaría a proyecciones sobre los 19.000 puntos con una parada previa en los 18.400-18.500 puntos que nos queda como siguiente referencia.

Mantenemos como primer soporte débil la zona de los 18.100-18.000 puntos que se aguantaron otra vez en los mínimos semanales. Perder los 17.700 puntos supone retomar el sesgo negativo en el rango lateral menor. Mantenemos ajustada la zona de soporte al nivel correspondiente a los máximos de julio sobre los 17.150 puntos extendido hasta los 17.000 puntos por debajo de los mínimos de diciembre. Después ya los 16.800 puntos, si se pierden se activa de nuevo la amenaza de quedarnos en escenario lateral mayor cuya base está en la zona de los 16.000 puntos. Y si se perdieran los entraríamos en una fase correctiva de mayor duración y amplitud. Pero por ahora las probabilidades asignadas a este escenario desde la perspectiva técnica son bajas pero se incrementarán si se produce la pérdida de los 17.000 puntos.

El Ibex35 consiguió con el cierre semanal superar la directriz del canal correctivo pero no consiguió validar la opción más allá del rebote al quedarse por debajo de nuevo de forma clara de la zona de resistentica de los 11.600 puntos. Y tras la cogida de la situación griega tensa y con pobre volumen hoy por los festivos y con la incógnita de la reacción real sobre los resultados electores deja un hueco a la baja en al apertura clave para la validación de cualquier nuevo intento de rebote. Estas referencias continúan como clave para entrar en un nuevo tramo de avances, y en tanto no lo consiga hay opciones para seguir dentro del proceso de consolidación e incluso extenderlo a buscar zonas de soporte más relevantes en el más inmediato corto plazo. La extensión a una posible corrección se mantiene en si cedieran los 10.800 puntos y cierres semanales por debajo de este nivel sí que nos colocan de nuevo dentro de un escenario lateral más amplio aún pendientes esta semana del tema griego. Acabó la sesión con un recorte del 0,36% para cerrar en los 11.554,20 puntos.

Publicidad
Publicidad

El hueco de apertura sobre los 11.420 puntos hasta la zona de los 11.550 puntos será clave de la semana para desdibujar un posible patrón de vuelta, que parecía haber quedado atrás y que la volver dentro del canal vuelve a activar.

Para validar el cualquier rebote la zona de resistencia más inmediata después del hueco dejado en la apertura sigue en los 11.500-11.600 puntos para dar continuidad a las opciones impulsivas y anular el tramo correctivo para buscar el siguiente objetivo que marcamos de los 11.800-12.000 puntos. Saldría con ello del canal de corrección actual y quedaría en condiciones de cumplir el objetivo del patrón de vuelta mayor que sigue vigente y que acaba su proyección entre los 12.000-12.500 puntos. A partir de ahí quedaría de nuevo en escenario de avance con búsquedas que nos colocan en los 12.800-13.000 puntos a los que les puede venir bien ahora esta fase de consolidación. Pero no tenemos tampoco catalizador a la vista para soportar este escenario salvo que tengamos una buena ayuda de EE.UU.

Como zonas de soporte débiles se activan los 11.150 puntos que nos descartable incluso en al sesión de hoy si persiste el goteo a la baja y que hay bastante probabilidad que sean atacados mañana. Continúa la primera referencia de soporte más relevante 11.000-10.800 puntos para el corto plazo para mantener la estructura de consolidación impulsiva. Después se queda el rango de los 10.600-10.400 puntos apoyado por encima con la media móvil de 200 sesiones en torno a los 10.742 puntos, como zona media del rango lateral que pasaría sesgarse negativamente por debajo de la misma. Los 10.000-9.800 puntos que quedan base del lateral y referencia clave con una extensión máxima a los 9.600 puntos. Si se pierden con cierre semanal abren mantienen el sesgo correctivo hasta la zona de los 9.200 puntos. Por debajo presiones correctivas sí que amenazarían la entrada en fase de retroceso a medio plazo que se vería confirmada con la pérdida de los 9.000-8.800 puntos. Pero por ahora seguimos con bajas probabilidades para este escenario de corrección que acabaría por activarse con la anulación del patrón de vuelta mayor con la pérdida de los 8.000 puntos.

Publicidad

En portada

Noticias de