Sesión en rango estrecha, y con la reunión de la FED mandando

Primera jornada de la semana, que ha transcurrido sin demasiados sobresaltos, algo anestesiada. Europa mejor que EE.UU., y con la bolsa española recortando algo más de diferencial, aunque de forma testimonial.

Primera jornada de la semana, que ha transcurrido sin demasiados sobresaltos, algo anestesiada. Europa mejor que EE.UU., y con la bolsa española recortando algo más de diferencial, aunque de forma testimonial. No ha habido cambio de niveles ni referencias técnicas. Las resistencias inmediatas siguen sin perforarse, y no hay ataques a niveles de soporte que provoquen cambios estratégicos. La sensación de debilidad y cansancio es la típica en estas zonas, y en tanto se respeten en las correcciones los niveles de mínimos relevantes próximos, no hay extensiones posibles en las correcciones. La sobrecompra acumulada también puede corregirse consumiendo tiempo, si el precio no se mueve, y su superación daría opciones a proseguir con más avances tras la consolidación.

De momento, la tendencia de fondo no cambia y ha mejorado en las bolsas débiles, justo con la pesadez y las dudas de las fuertes, y si tras el posible descanso de estas, se retoman los avances, los ajustes de diferencial pueden continuar. El dólar buscó nuevamente, sin conseguirlo, superar la zona de los 1,3300 y, hoy, las bolsas asiáticas mandan mensaje positivo, con subidas en sus cierres, que apuntan su traslado a las bolsas europeas en su apertura. Veremos si hay la misma tranquilidad en la jornada de hoy, penúltima del mes, a la espera de la FED que inicia hoy su reunión, y también aliñada con más resultados empresariales. A destacar los del Santander, superando expectativas antes de la apertura.

El dólar se mantuvo por encima de los 1,3200, pero en rango estrecho, sin poder superar la zona de los 1,3300, por el momento. Sigue en zona de sobrecompra, acumulada en los osciladores de corto plazo, pero sin giros determinantes que le puedan impedir ir a buscar la zona de los 1,3400 de la siguiente resistencia. Si logra pasar los 1,3400, las proyecciones nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal, que supondrían buscar niveles en los 1,3800 y que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011.

Tenemos un primer nivel de soporte débil a los 1,3100, y mantenemos el primer soporte en la zona de los 1,3000 y, si se pierde, seguimos manteniendo como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas, al sesgar el lateral a la baja, si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500, y de ahí ya volveríamos a entrar en zona correctiva con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000. Por ahora sigue alejado de este escenario.

El Dow Jones tuvo otra corrección testimonial, manteniendo las muestras de debilidad de las últimas jornadas, marcadas por la elevada sobrecompra y la dificultad de consolidar la superación de la resistencia, pero tampoco para ir más allá. De momento, sigue sin confirmar la pérdida de los 15.500 puntos y, por tanto, la consolidación es lateral. El volumen sigue bajo. Cerró con un retroceso del 0,24%, para acabar en los 15.521,97 puntos. En esta situación no tenemos cambios de referencias en el corto plazo, y siguen las opciones de mantener el escenario de avances, pero contemplamos la posibilidad de que pueda formarse un patrón de doble techo si no tiene fuerza para ir más allá.

Para apostar por más avances hay que buscar la anulación de la opción del patrón de doble techo, confirmando el escenario de avances a medio plazo, atacando a la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos, y buscando la proyección superior del techo del canal. Mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo, a medio plazo, si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente, podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección, ahora alcanzada sobre los 14.500-14.000 puntos, y estos 15.600 puntos como techo del mismo.

Tenemos una zona de soporte débil en los 15.400 puntos, y también se mantienen las zonas de soportes en los 15.200-15.000 puntos. Pero el soporte a tener en cuenta, si volvemos a tener correcciones, lo tenemos los 14.750-14.550 puntos, con una extensión hasta los 14.450 puntos, para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Este nivel nos marca la clavicular del patrón de doble techo, y cederlo debilitaría bastante al situación técnica porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Soportes los situamos en los 14.200-14.000 puntos. Esta zona proyecta los 14.190 puntos de la media móvil de 200 sesiones, que sigue con pendiente positiva y le refuerza como soporte. Por ahora, este sigue como escenario de menor probabilidad.

Publicidad
Publicidad

El Ibex35 mantuvo al cierre el tono positivo, aunque aparecieron algunos síntomas de agotamiento con el cierre en la apertura, y sin poder consolidar la superación de los 8.400 puntos. Pero mantiene la sucesión de máximos y mínimos crecientes diarios y, por tanto, si esto no se truca, van a seguir los avances. Subió un 0,27% y acabó en los 8.376,10 puntos, sin poder mantener los altos la superación de los 8.400 puntos, que se van a volver a poner a prueba desde la apertura en la sesión de hoy.

Las siguientes referencias de resistencia se escalan encima de los 8.450 puntos, y la zona clave, en el rango de los 8.600-8.800 puntos, es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos activa el posible cambio de escenario, a medio plazo, con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos, y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos, si se logran superar finalmente los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal y repetir el escenario chartista, similar al que se dio en 2004, y que cambiaría de forma significativas las proyecciones a largo plazo para el selectivo español, aunque por fundamentales siga sin tener el apoyo suficiente.

Publicidad

Sin cambios en la zona de soporte por los nuevos avances, y se refuerzan los niveles, primero en los 8.150 puntos, con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones, y el pivote de los 8.000 puntos. Tenemos la referencia en los 7.800 puntos, que sigue vigente antes de la zona importante para aguantar las opciones de escenarios impulsivos la zona de soporte, que está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona, y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo.

En portada

Noticias de