Retrocesos a la espera de Bernanke

Los resultados empresariales siguen animando a las bolsas a moverse en una u otra dirección durante la jornada, sin marcar diferencias significativas.

Los resultados empresariales siguen animando a las bolsas a moverse en una u otra dirección durante la jornada, sin marcar diferencias significativas. Ayer tocaron correcciones generalizadas hasta en las plazas fuertes, pero más por aburrimiento casi que por convicción, sobre todo tras las rachas de avances consecutivos que se habían extendido en las últimas jornadas. La sobrecompra comienza a ser notoria por la extensión de los avances en EE.UU. y, sobre todo, también por su verticalidad. Que estemos en la zona de máximos y que podamos tener posibles patrones de doble techo en algunos casos, puede pesar también para los operadores a corto plazo, cuando menos a tomar los posibles beneficios si han aprovechado el rebote.

Pesaron las malas ventas de Cocacola y otra vez comentarios negativos sobre el QE. La sesión de hoy vuelve a fiarlo todo a la comparecencia de Bernanke, que se producirá a partir de las 16. 00 h., y también lidiando con cierres muy planos en Asia y las malas previsiones de Yahoo. Subastas y algunos resultados europeos para amenizar la sesión a la mencionada espera de la comparecencia de Bernanke. El dólar volvía a depreciarse, quedándose hacia la parte alta del rango de los 1,3000-1,3200, en el que se mueve en las últimas jornadas.

El dólar se queda en rango con el nivel de los 1,3200, que vuelve con opciones de atacarse al ser la primera resistencia que se ve difícil de superar, y con el primer soporte en la zona de los 1,3000 para delimitar los movimientos más inmediatos, que pueden seguir siendo bruscos. La ruptura de cualquiera de estos niveles puede acelerar los movimientos direccionales de corto plazo, en tanto que seguimos en un convulso escenario lateral de rango amplio, a medio plazo, con el soporte del mismo sobre los 1,2800. El sesgo, mientras se sitúe por encima de los 1,3050, puede considerarse alcista, pero puede quedar como nivel de pivote.

Después, el nivel de los 1,3200, como primera prueba de fortaleza para atacar la zona más significativa de los altos anteriores, debe buscar los 1,3400. Y si logra pasarlos de forma consistente, las proyecciones nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal, que supondrían buscar niveles en los 1,3800 y que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100, en niveles de 2011.

El soporte de los 1,2800, que mantiene su importancia como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas, al sesgar el lateral, a la baja, si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500, y de ahí ya volveríamos entrar en zona correctiva con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000.

El Dow Jones completó la tercera sesión de rango estrecho, y finalmente cerró, en negativo, tras la larga racha de positivos de las últimas jornadas. Sigue sin superar la cota de los 15.500 puntos en cierres, y en tanto no traspase de forma consistente este nivel, deja la opción de que pueda formarse un patrón de doble techo. Cerró con un recorte del 0,21%, para cerrar en los 15.451,85 puntos. El volumen sigue bajo, y parece que se rifa todo de nuevo, a la superación de estos niveles, a las palabras de Bernanke.

Para apostar por más avances, la resistencia sigue en la parte alta de la proyección con el tramo de objetivo completo en los 15.500 puntos. Superando esta referencia seguiríamos con el escenario de avances a medio plazo, con la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos y buscando la proyección superior del techo del canal. Mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo, a medio plazo, si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente, podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección ahora alcanzada, sobre los 14.500-14.000 puntos, y estos 15.500 puntos como techo del mismo.

Publicidad
Publicidad

Tenemos otra vez zonas de soportes débiles en los 15.200-15.000 puntos, pero el soporte a tener en cuenta, si volvemos a tener correcciones, lo tenemos los 14.700-14.500 puntos, con una extensión hasta los 14.400 puntos para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Este nivel nos marca la clavicular del patrón de doble techo, y cederlo debilitaría bastante la situación técnica porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Soportes intermedio los situamos en los 14.200-14.000 puntos. Esta zona proyecta los 14.100 puntos de la media móvil de 200 sesiones, que sigue con pendiente positiva y le refuerza como soporte. Por ahora, este sigue como escenario de menor probabilidad.

El Ibex35 volvió a ceder posiciones, aunque esta vez también en línea respecto a las plazas europeas, y sigue sin lograr superar niveles que mejoren su aspecto técnico y lo alejen de la debilidad en la que está instalado. Sigue por debajo la zona de pivote de los 8.000 puntos, y continúa buscando soportes con la pérdida al cierre testimonial de los 7.800 puntos. Cedió un 0.72% y finalizó en los 7.798,20 puntos, mostrando debilidad de forma generalizada y significativa en sus pesos pesados.

Publicidad

Queda por franquear de forma definitiva el rango de resistencia entre los 8.000 puntos, y la zona resistencia que tenemos extendida hasta el hueco dejado en los 8.100 puntos, en confluencia con la media móvil de 200 sesiones, en los 8.130 puntos, otro escollo más para volver a los avances. Para restaurar el sesgo positivo, dentro del rango, necesitamos más apoyos y recuperar cierres por encima de los 8.250 puntos. Las siguientes referencias se escalan encima de los 8.450 puntos, y la zona clave en el rango de los 8.600-8.800 puntos, que es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo, con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos.

Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos, y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor, en puntos y en plazo temporal, y repetir el escenario chartista similar al que se dio en 2004. Todavía no descartamos esta opción, pero cada vez el panorama se sigue complicando.

No hay cambios en la zona de soporte, ya que tenemos una referencia débil en los 7.800 puntos, que se sigue poniendo a prueba si los rebotes iniciales se acaban por e. A medio plazo, para aguantar las opciones de escenarios impulsivos, la zona de soporte importante está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos, que ha logrado resistir este primer ataque, y el segundo, en el que no fue alcanzado. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona, y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo, pero ganaría opciones si se atacan los mínimos anuales con consistencia y se abre un nuevo tramo correctivo.

En portada

Noticias de