Queda pauta positiva para intentar el rebote

Los mercados de bonos siguen siendo la clave. Si no rebajan su tensión es poco probable que las bolsas puedan continuar al alza. Asimismo, depende de cómo se desarrolle la temporada de resultados, podríamos entrar en una fase lateral pero con alta volatil

Las bolsas cumplieron con la pauta del último día de mes y a pesar de lo que podía hablarse de maquillaje los ajustes de posiciones acabaron con los cierres en números rojos. La consecuencia principal técnicamente es que se truncaban los rebotes sin superar las zonas de resistencia más significativas que podían validar los rebotes y reducir los riesgos de seguir con las correcciones. Pero aún queda la pauta positiva de hoy para intentarlo si además van acompañando los distintos datos de PMI que se han convertido en referencia.

Los mercados de bonos siguen siendo la clave. Si no rebajan su tensión es poco probable que las bolsas puedan continuar al alza. Pero por ahora las tendencias de fondo no han sido perdidas y la fortaleza de los vendedores no ha puesto tampoco a prueba las zonas de soporte claves. Depende como se desarrolle la temporada de resultados que comenzará en unas pocas sesiones podemos entrar en una fase más bien lateral pero con alta volatilidad, que no se decante de forma direccional de forma significativa si no hay un descalabro en el mercado de bonos.

El dólar sigue por debajo de la media móvil de 200 sesiones, que actúa como pivote de resistencia en tanto que se sigue manteniendo el nivel de los 1,3000 como zona de soporte con el apoyo del canal que se llegó a poner a prueba el viernes pero que se lograba mantener por el momento. Los osciladores de corto plazo comienzan a dar síntomas de giro desde la zona de lectura de sobreventa que pueden reforzar este soporte y que se produzca el rebote más consistente pero aún no confirman la opción y seguimos con dudas de cuál es la correlación ahora de la divisa con las bolsas.

Mantenemos la primera zona de soporte en los 1,3000-1,2900 y después el siguiente soporte está en la zona de los 1,2800 que es el importante y es la zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2500-1,2400 y de ahí ya volveríamos entrar en zona correctiva con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000.

Para validar cualquier rebote la primera referencia de resistencia está en los 1,3100-1,3150 y después el nivel de los 1,3300 como primera prueba de fortaleza para atacar la zona más significativa de los altos anteriores. Y si logra pasar los 1,3400 de forma consistente, las proyecciones nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal que supondrían buscar niveles en los 1,3800, que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011.

El SP500 no pudo culminar el ataque a la zona clave de resistencia de los 1,623 puntos dentro del rango que tenemos extendido hasta la zona de los 1.630 puntos. Acabó la jornada con un repunte del 0,43% para acabar cerrando en los 1.606,28 puntos manteniéndose al cierre la zona de los 1.600 puntos. Están girados los osciladores de corto plazo desde la zona próxima a la sobreventa pero para confirmar el intento de rebote hay que superar la zonas de resistencia claves, que veremos si se cumple la pauta alcista del primer día de mes se logra.

La clave para validar el rebote la situamos en la zona de los 1.620-1.630 puntos. Los 1.650 puntos siguen como la zona resistencia de corto plazo y nivel a superar para volver a probar avances en ataque a la zona de máximos. Tras esta primera resistencia los siguientes objetivos los proyectamos hasta la zona de los 1.680 puntos y posteriormente ya en los 1.700 puntos que supondrían extenderse más allá del canal acelerado actual y buscar la antigua proyección de techos que arrancaba en la zona de mínimos del año 2009. De momento, la corrección está saneando la subida y no se castiga la tendencia de fondo que sostiene las opciones de este escenario.

Publicidad
Publicidad

La zona de soporte queda en la proyección de los techos en confluencia con un retroceso previo en los 1.560-1.540 puntos. Después, está la proyección del soporte más fuerte en los 1.500-1.480 puntos para no perder opciones en el impulso acelerado que se refuerza al tener ya la proyección de la media móvil de 200 sesiones sobre los 1.510 puntos por encima. Perder este nivel sí que nos colocaría en lateral con otra referencia de soporte en la zona de los 1.430-1.400 puntos que, si cediese, nos sesgaría negativamente con búsquedas a los 1.340 puntos. Cediendo el nivel de los 1.340 puntos es un recorte mayor que una consolidación y ya se entra en escenarios negativos que por el momento es la opción con menor probabilidad asignada aunque se confirmen las primeras correcciones a las zonas de soporte.

El Ibex 35 se freno en los máximos del día en la parte baja del rango de resistencia de los 7.900-8.000 puntos y acabó la jornada cerrando en negativo y convirtiéndose de nuevo en la peor referencia europea. No pudo mantener en el cierre diario y por tanto semanal la cota de los 7.800 puntos y acabó cediendo un 1,04% para cerrar en los 7.762,70 puntos. Quedamos a la espera de que en la jornada de hoy tanga, si se produce el patrón positivo de primer día del mes, opciones de ataque a la zona de resistencia importante que queda sobre los 8.000 puntos que es la que permitiría consolidar las opciones de rebote. Los osciladores mantienen el giro tras la sobreventa alcanzada en el corto plazo y siguen las opciones de continuar el rebote.

Publicidad

Cualquier rebote para validarse necesitará ahora ya de la consistencia en la superación de los 7.800 y posteriormente la zona pivote de los 8.000 puntos que pasa a ser ahora la primera resistencia extendida hasta el hueco dejado en los 8.100 puntos en confluencia con la media móvil de 200 sesiones en los 8.140 puntos que, aplanándose, será otro escollo más.

Para restaurar el sesgo positivo dentro del rango necesita recuperar cierres por encima de los 8.250 puntos. Las siguientes referencias se escalan encima de los 8.450 puntos y la zona clave en el rango de los 8.600-8.800 puntos, que es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo situado en los 9.000 puntos es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos.

Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal.

Este escenario se mantiene si respetamos las opciones de repetir la situación gráfica similar de 2004. Tras el fallo en la confirmación de este triple techo que se ha visto, se rebote y se pase a atacar la zona de máximos y de opción a confirmar otro escenario y patrón realmente positivo a largo plazo.

Publicidad

A medio plazo para aguantar las opciones de escenarios impulsivos la zona de soporte importante está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos que ha logrado resistir este primer ataque. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después los mínimos en los 6.000 puntos, es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada la posibilidad del mismo aunque haya podido ganar más opciones por los retrocesos, pero seguimos sin apostar por él.

* Finanzas.com no se hace responsable, ni
comparte necesariamente, las opiniones expresadas por sus distintos
colaboradores.

En portada

Noticias de