Octubre deja las puertas abiertas a las expectativas sobre la pauta de final de ejercicio con el apoyo de Draghi y la Fed

El cierre semanal va a coincidir con el final de mes y octubre va cumplir con su estadística y cerrara[…]

El cierre semanal va a coincidir con el final de mes y octubre va cumplir con su estadística y cerrara en positivo. De forma notable porque nos aleja de los mínimos de septiembre recuperando una buena parte de lo cedido en agosto también. De nuevo el verbo de Draghi y la reunión de la Fed han servido para dar confianza relativa a los inversores que siguen teniendo en la renta variable las mejores oportunidades rentabilidad. Los mercados emergentes han recuperado el tono y la situación de China que sigue preocupando, su gobierno ha tomado medidas para paliarla. Los riesgo de inflación no aparecen pues las materias primas siguen buscando su suelo y los tipos de interés siguen sin mostrar atractivo. La Fed sigue sin el convencimiento necesario para subir los tipos y sólo le queda la reunión de diciembre para ello y aunque podría tomar la medida esta pudiera ser más por un tema de credibilidad que de impacto económico. Su recorrido está limitado en el próximo ejercicio ya que es año de elecciones y para no entrar en campaña sus actuaciones suelen brillar por su ausencia en cualquier sentido. Los resultados empresariales mixtos apoyan por el momento los avances en las plazas americanas en tanto que ralentizan la situación en Europa y ello se refleja en la situación técnica de nuevo liderando los índices americanos aunque en rentabilidad acumulada del ejercicio no se muestre así.

En el caso del selectivo Ibex está siendo muy penalizado por los bancos, pero mirando sus componentes encontramos a muchos de ellos en máximos anuales e incluso históricos lo que supone que de nuevo la selección de valores va a marcar una diferencia de rentabilidad muy importante en las carteras que contemplen la renta variable española.

El dólar tras las palabras de Draghi y de la Fed ha vuelto a la banda baja del rango de soporte sin llegar al nivel clave de los 1,0800. Se ha frenado por encima de los 1,0900 dejando ahora como primera resistencia la zona de pivote del rango en los 1,1100. Después de nuevo los 1,1200 para segarse en positivo y buscar la zona clave en los 1,1400-1,1500 que podría volver a activar la búsqueda de proyecciones superiores. La zona de los 1,0800 si cediera permitiría atacar de nuevo el nivel de los mínimos anuales sobre los 1,0500 que son los que abren el camino a la búsqueda de la paridad. Falta sabe ahora de nuevo si el impacto de las palabras de los bancos centrales queda como pasajero y se vuelve a los orígenes, queda diciembre aún para la FED.

El Dow Jones puede acabar le mes recuperando el nivel de la media móvil de 200 sesiones y de nuevo por encima de la banda baja del rango lateral que había marcado el ejercicio antes de la corrección de agosto y que se situaban con cierres por encima de los 17.550 puntos. Iniciará la última sesión del mes por encima de los 17.750 puntos contando con esta zona de los 17.550-17.500 puntos como primera zona de soporte a corto plazo y como primera resistencia en los 18.000 puntos. Esta zona de resistencia ya estaría muy próxima de los máximos anuales e históricos y manteniendo el factor favorable de la estacionalidad es posible que aún pueda lograr buscar la zona de los 18.500 puntos como siguiente objetivo antes del cierre del ejercicio.

Si necesita una consolidación no hay riesgo de truncar las opciones de este posible escenario de continuidad de los avances en tanto no pierda la cota de los 17.000 puntos. Por debajo de los 17.000 puntos entra de nuevo en el patrón de consolidación de la ruptura y podría buscar el nivel de los 16.500 como siguiente soporte. Perder este nivel nos devuelve al sesgo negativo dentro del rango ya amenazaría con atacar la zona de los 16.000 puntos y abriendo la puerta a buscar los mínimos anuales por debajo de los 15.500 puntos que es la zona que nos marca la entrada en fase correctiva mayor. Este escenario vuelve a tener ahora la menor de las probabilidades técnicas asignadas, en detrimento del intento de recuperar las opciones de volver a un escenario positivo a medio plazo que pasa por activarse de forma consistente una ruptura de la zona de máximos históricos.

El Ibex35 sigue con el lastre del sector bancario y algún otro de sus pesos pesados sin poder acabar el mes por encima de los 10.600 puntos que es el nivel de resistencia a ser superado para desarrollar un nuevo tramo alza que permitiera apuntar de nuevo a las zonas de máximos anuales antes de acabar el ejercicio.

Publicidad
Publicidad

Si los retrocesos se consolidan es importante que aguante la zona de los 10.000-9.800 puntos porque si no se anula el posible patrón de vuelta y necesitaría formase uno mayor ara acabar con esta fase de corrección que pude implicar una prueba de nuevo a la zona de mínimos. Si ello sucede además se entra en riego de que si pueda aparecer una formación de vuelta de techo mayor que coincidiría con la pérdida de la zona de los 9.000 puntos y el inicio de una fase de corrección con el objetivo en los 7.500 puntos, con zonas de soporte intermedias. No podemos descartar esta opción aunque por ahora tenga bajas probabilidades de ocurrencia asignadas.

Para evitar esta complicación técnica que puede presentarse no queda otra solución que una superación consistente de los 10.600 puntos y después de forma imperativa un asalto al nivel de los 11.200 puntos con éxito. ya que si no se supera esta referencia todavía persiste el riesgo de formación del patrón de vuelta mayor. Si se supera con intención este nivel queda la zona de los 11.600 puntos antes de los máximos anuales que son la cota que de ser superada activa de nuevo la vuelta al escenario de avances a medio plazo que plantearía como objetivo el nivel de los 12.500 puntos. De momento aún con pocas probabilidades asignadas a este escenario que comenzarían a aumentar con cierres semanales por encima de los 10.800 puntos.

Publicidad
En portada

Noticias de