Nuevos máximos históricos de cierre en Wall Street para encarar el cierre semanal

Bernanke, algunos resultados empresariales, los datos macro de la jornada y la decisión del Banco Central Europeo de aceptar nuevos colaterales, con la intención de que el crédito llegue a las empresas, se aunaron para tener una nueva sesión de avances ge

Bernanke, algunos resultados empresariales, los datos macro de la jornada y la decisión del Banco Central Europeo de aceptar nuevos colaterales, con la intención de que el crédito llegue a las empresas, se aunaron para tener una nueva sesión de avances generalizados. Ello ha provocado que se vean nuevos máximos históricos de cierre en Wall Street, es decir, las bolsas fuertes siguen sacando músculo, en tanto que esta vez las débiles si han podido tomar algo de rebufo de la situación y han intentado un lavado de cara. Ahora bien, todo quedará supeditado nuevamente al cierre semanal.

Los resultados después del cierre de mercado no ha sido buenos y han provocado bajadas en los futuros nocturnos americanos, respecto al cierre de ayer, y también evoluciones negativas en las bolsas asiáticas, que ponen aperturas en negativo de una forma moderada. A destacar también que, ayer, la ciudad de Detroit anunciaba su quiebra sin recursos para hacer frente a las obligaciones con proveedores y ciudadanos y, por tanto, a sus pagos de deuda. El dólar no presentó cambios, manteniéndose otra jornada más dentro del rango sin definir mayor direccionalidad, en una tónica que puede mantenerse en al sesión de hoy. Más resultados también ha digerir en la jornada, con General Electric como más notorio, con reunión del G20 que, hasta la fecha, no han tenido protagonismo para el mercado. Los vencimientos de opciones y futuros de la sesión van a tener sus protagonismos horarios.

Sin romper los niveles claves de corto plazo de la resistencia de los 1,3200, y del soporte de los 1,3000, no hay variación en el movimiento en rango de la divisa americana, aunque presenta más un sesgo de depreciación y de posible búsqueda de resistencia más que de soporte. El sesgo,, mientras se sitúe por encima de los 1,3050, puede considerarse alcista, pero puede quedar como nivel de pivote.  Las lecturas de los osciladores de corto plazo, en zona de sobrecompra, van a dificultar, a priori, la superación del nivel de resistencia de los 1,3200. Después, para atacar la zona más significativa de los altos anteriores, debe buscar los 1,3400. Y si logra pasarlos de forma consistente, las proyecciones nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal, que supondrían buscar niveles en los 1,3800 y que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011.

Si pierde la zona de los 1,3000, seguimos manteniendo como nivel clave el soporte de los 1,2800, como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral, a la baja, si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500, y de ahí ya volveríamos a entrar en zona correctiva, con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000.

El Dow Jones marcó nuevos máximos históricos de cierre, superando los intradiarios del último intento de mayo, y colocándose por tanto por encima de los 15.500 puntos. El cierre semanal será clave para dar opciones al intento de resolver, al alza, el posible patrón de continuación que ha apuntado durante las últimas sesiones, y que también puede aún enmascarar la opción de un posible doble techo. Cerró con un avance del 0,50%, para cerrar en los 15.548,54 puntos. Bernanke y los últimos resultados han permitido la ruptura, al alza, de la zona de los 15.500 puntos, pero ahora falta de dotarla de consistencia con el cierre semanal.

Con los nuevos avances y superación de niveles se refuerzan las zonas de soportes débiles en los 15.200-15.000 puntos, pero el soporte a tener en cuenta, si volvemos a tener correcciones, lo tenemos los 14.750-14.550 puntos, con una extensión hasta los 14.450 puntos para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Este nivel nos marca la clavicular del patrón de doble techo, y cederlo debilitaría bastante la situación técnica, ya que puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Soportes intermedio los situamos en los 14.200-14.000 puntos. Esta zona proyecta los 14.120 puntos de la media móvil de 200 sesiones, que sigue con pendiente positiva y le refuerza como soporte. Por ahora, este sigue como escenario de menor probabilidad.

Para apostar por más avances hay que confirmar la consistencia en la superación de los 15.500 puntos, y con la búsqueda de los siguientes objetivos, y la anulación de la opción de la aparición del patrón de doble techo. Ahora tenemos a la vista el escenario de avances a medio plazo, con la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos, buscando la proyección superior del techo del canal, y mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo, a medio plazo, si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente, podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección, ahora alcanzada sobre los 14.500-14.000 puntos, y estos 15.500 puntos como techo del mismo.

Publicidad
Publicidad

El Ibex35 recuperó posiciones y terrenos frente al resto de selectivos, recudiendo el sesgo de debilidad que seguía presentando al superar al cierre la cota de los 7.950 puntos, aunque de forma testimonial. Faltará que en la sesión de hoy, con el vencimiento y el cierre semanal ,pueda acabar por encima de esta referencia y atacando el nivel de pivote de los 8.000 puntos. Subió un 1,85% y finalizó en los 7.957,30 puntos, alejándose de la zona de soporte desde el inicio de la sesión, y quedando con opción de tener un nuevo intento para atacar el rango de resistencia.

Ahora ha de tocar el esfuerzo con el cierre semanal y el vencimiento parar intentar franquear, de forma definitiva, el rango de resistencia entre los 8.000 puntos, y la zona resistencia que tenemos extendida hasta el hueco dejado en los 8.100 puntos, en confluencia con la media móvil de 200 sesiones, en los 8.130 puntos, otro escollo más para volver a los avances. Para restaurar el sesgo positivo, dentro del rango, necesitamos más apoyos y recuperar cierres por encima de los 8.250 puntos.

Publicidad

Las siguientes referencias se escalan encima de los 8.450 puntos, y la zona clave en el rango de los 8.600-8.800 puntos, que es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos activa el posible cambio de escenario, a medio plazo, con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos, y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos, si se logran superar finalmente los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor, en puntos y en plazo temporal, y repetir el escenario chartista, similar al que se dio en 2004. Todavía no descartamos esta opción, pero el panorama sigue complicado, sobre todo si se produce un nuevo fallo en el intento de superación de la primera resistencia, y si ello viene acompañado por retrocesos en las bolsas fuertes para seguir saneando su subida.

No hay cambios en la zona de soporte, ya que tenemos una referencia débil en los 7.800 puntos, que se sigue como referencia en cada sesión. Pero, por ahora, las series de los últimos mínimos relevantes están siendo crecientes, aunque no se cuenta en este caso con la misma situación de los máximos relativos. A medio plazo, para aguantar las opciones de escenarios impulsivos, la zona de soporte importante está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos, que ha logrado resistir este primer ataque y el segundo, en el que no fue alcanzado.

El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona, y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos, es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo, pero ganaría opciones si se atacan los mínimos anuales con consistencia y se abre un nuevo tramo correctivo.

En portada

Noticias de