Los mercados digieren la FED

Se queda pendiente de superar esta resistencia de forma consistente de los 8.600-8.800 puntos, que es la referencia más importante en el corto plazo

La sesión de ayer marcada en el cierre europeo antes de las actas de la FED con recortes, provocó una fuerte volatilidad en los mercados de derivados europeos abiertos y de contado en las bolsas americanas con su publicación. La reducción de estímulos es el objetivo ya, pero cuando sea oportuno, así que el discurso sin concreción de fecha se mantiene pero apunta a que cada vez con menor plazo. Los verdaderamente damnificados volvieron a ser los bonos que vieron de nuevo subir rentabilidades y ahí es donde verdaderamente se juegan el futuro los mercados. Si las rentabilidades siguen al alza y la economía no despega las bolsas no podrán aguantar en sus zonas de altos. El dólar también sufrió bruscos vaivenes con la publicación de las actas de la Fed y definitivamente no lograba consolidar la ruptura de los 1,3400 y volvía a buscar aproximaciones a los 1,3300.

Las bolsas asiáticas han moderado también sus caídas, y la apertura europea ha sido mixta para acabar de intentar de nuevo el rebote apoyándose en mejores datos de PMI alemán frente a los franceses, aunque esto añade presión para los bonos alemanes, lo que permite indirectamente una mejora de la prima de riesgo para los periféricos. La apertura americana y sus datos pueden volver a poner salsa a la sesión, que sigue necesitando consolidar soportes y afianzar un rebote para probar la fortaleza de fondo.

El dólar sigue sin demostrar consistencia en la superación de al zona de resistencia de los 1,3400 que quedan de nuevo como asignatura pendiente para la sesión de hoy tras unos inicios en nocturnos más próximos a la zona de los soporte débil de los 1,3300.

Se mantiene el soporte débil de los 1,3300 y lo extendemos hasta los 1,3200 ya con más fortaleza ahora. Mantenemos el siguiente nivel de soporte en los 1,3100-1,3000 y, si se pierde, tenemos como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500. Por ahora sigue alejado de este escenario hasta que no se vea un ataque consistente a la zona de los 1,2800 del que seguimos alejados.

Los 1,3400 son la resistencia atacada que si se supera de forma consistente deberíamos buscar niveles en los 1,3500-1,3600. Después con siguiente objetivo está en la zona de techos del canal en los 1,3800, que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011. Si ello se produce no hay que seguir descartando debilidad en la renta variable americana.

El SP500 volvió a los recortes acabando en al zona de mínimos en una volátil sesión por la publicación de las actas de la Fed, que primero suponían marcar mínimos para en apenas 30 minutos irse a marcar los máximos de la sesión y finalmente al cierre acabar en negativo cerca de la zona de soporte que mantenemos en los 1.640 puntos. Las lecturas de corto plazo de los osciladores se colocan en sobreventa con lo que se puede facilitar la aparición de un rebote si aguanta estás zonas de soportes a las que se aproxima. Cedió un 0,58% para acabar en los 1.642,80 puntos.

Seguimos con la zona de soporte ahora activada sobre los 1.650-1.640 puntos, en tanto que se refuerza la zona de soporte en los 1.600-1590 puntos. La siguiente en la zona de proyección de los techos en confluencia con el retroceso previo sobre los 1.560-1.540 puntos, buscando la clavicular del patrón de doble techo posible que se refuerza al tener ya la proyección de la media móvil de 200 sesiones sobre este nivel de 1.553 puntos. Después está la proyección del soporte más fuerte en los 1.500-1.480 puntos, para no perder opciones en el impulso acelerado. Perder este nivel sí que nos colocaría en lateral con sesgo negativo y otra referencia de soporte en la zona de los 1.430-1.400 puntos, que es el objetivo teórico del patrón de doble techo apuntado, que si cediese proyectaría búsquedas a los 1.340 puntos, abriendo paso ya a escenarios negativos, que por el momento es la opción con menor probabilidad asignada.

Publicidad
Publicidad

Se quedó sin superar de forma consistente la zona de los 1.700 puntos y, por tanto, se mantiene como primera zona de resistencia importante. En el corto plazo para validar cualquier rebote se tienen que volver a recuperar los 1.670 puntos. Nuevas referencias supondrían extenderse buscando la proyección de techos que arrancaba en la zona de mínimos del año 2009, ahora ya sobre los 1.725 puntos que es el próximo objetivo. De momento, la corrección ha saneando la subida de la sobrecompra y no se castiga la tendencia de fondo que sostiene las opciones de este escenario de avances a medio plazo que no se pondrá en duda en tanto no se pierdan los 1.620-1.600 puntos. La aparición de un posible doble techo es una amenaza que puede presentarse pero se dejaría atrás con una superación consistente de los 1.700 puntos, que ha de confirmarse con las próximas sesiones avanzando hasta el objetivo para reducir riesgos, que si no obligaran a estar pendientes de la clavicular de la figura entre los 1.560-1.550 puntos.

El Ibex 35 continuó con los recortes hasta buscar la primera referencia de soporte algo más seria en la que rebotar sin marcar nuevos mínimos respecto a la jornada anterior y manteniendo las opciones de que pueda inicarse un rebote. La corrección de la sobrecompra en el corto plazo con giros en los osciladores ha seguido acelerada pero aún tienen recorrido ya que su sesgo permanece negativo dentro el área neutral. Bajó un 0,48% y acabó en los 8.461,80 puntos, situándose por debajo de los psicológicos 8.500 puntos que hoy muestran intenciones de recuperarse. La búsqueda del posible rebote va a ser clave con la primera resistencia de nuevo en los 8.650 puntos para tener opciones de validar el mismo y buscar aún los potenciales avances si finalmente logra romper la directriz bajista.

Publicidad

Se queda pendiente de superar esta resistencia de forma consistente de los 8.600-8.800 puntos, que es la referencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo situado en los 9.000 puntos es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal que cambiaría de forma significativa las proyecciones a largo plazo para el selectivo español.

Ahora la primera zona de soporte clave está en los 8.400 puntos que extiende el rango hasta los 8.300 puntos que debe resistir para no debilitar más el aspecto técnico. Después tenemos los niveles primero en los 8.210 puntos con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones y el pivote de los 8.000 puntos de extensión que son los que se encargarían de anular opciones impulsivas próximas si se pierden de entrada. Por debajo tenemos la referencia en los 7.800-7.600 puntos para aguantar las opciones de escenarios impulsivos a medio plazo. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos.

Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada la posibilidad del mismo si acaban por romperse las zonas de máximos anuales de forma consistente.

En portada

Noticias de