Trading

La cama elástica de los 8.600 puntos

ibex brexit

Estoy casi seguro que en algún momento de la vida se ha subido a una cama elástica. De ser así, sabe de la importancia de la coordinación de movimientos necesarios para conseguir el efecto deseado, el rebote al alza, sin ningún tipo de sobresalto al salir rebotado lateralmente o acabar con un tobillo dislocado o similar.

Pues este parece ser el pasatiempo que se ha cogido nuestro queridísimo selectivo español desde hace tres meses. Desde que encontró la cama elástica e hizo un importante salto hasta casi alcanzar los 9.200 puntos a mediados de septiembre, luego se ha encargado de desarrollar una exquisita técnica que consiste en prepararse el siguiente gran salto tras dos o tres saltos menores que se utilizan para coger la necesaria coordinación y ritmo del movimiento. De esa manera, antes de la finalización de la primera quincena de octubre, protagonizaba otro gran salto superando la altura anterior por unos pocos puntos pero por encima de los 9.200 puntos. Y ahora, que ha vuelto a caer a la cama elástica, parece que sabe que para realizar otro gran salto que le lleve de nuevo a superar la altura anterior debe prepararse otra vez el movimiento.

Y así estamos, con una secuencia de diminutos saltos que delimitan su rango de precios entre los 9.600 puntos donde tenemos la cama elástica y su correspondiente distensión hasta la zona de los 8.570 puntos aproximadamente para provocar luego el empuje al alza y una zona más indeterminada pero que ronda los 9.200 puntos que es la altura hasta la que ahora ha conseguido saltar.

El problema radica cuando esta práctica de salto sobre cama elástica la haces dentro de una vivienda y no en tu jardín o superficie sin techos tan bajos como puede tener una vivienda al uso. En ese caso, poco puedes impulsarte sino quieres estampar tu cabeza contra el techo. Y ese techo en el caso del selectivo IBEX35 se encuentra en la zona de los máximos anuales en los 9.350 puntos.

Aviso Legal

El presente documento es de carácter meramente informativo y no debe tomarse como un ofrecimiento a operar. Antes de invertir en estos productos, usted debe hacer su propia valoración del riesgo desde un punto de vista legal, fiscal y contable, sin depender exclusivamente de la información que le proporcionamos y consultando, si lo estima necesario, con sus propios asesores en la materia o cualquier otro asesor independiente. No se acepta responsabilidad alguna por las consecuencias financieras o de cualquier otra naturaleza que resulten de la inversión en estos productos. Determinada información contenida en este documento proviene de fuentes externas y por ello no se garantiza la exactitud y exhaustividad de dicha información aunque proviene de fuentes consideradas como fiables. La información de mercado aquí contenida se basa en información constatada en un momento dado y que puede variar con posterioridad a su publicación por lo que rentabilidades pasadas no deben presuponerse como rentabilidades futuras y ni mucho menos como una previsión ni garantía de las mismas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.