Jornada de transición, que mantuvo el sesgo positivo pese a los resultados

La jornada de inicio de semana, con escasos datos macro, se mantuvo con rangos estrechos en la mayoría de las plazas.

La jornada de inicio de semana, con escasos datos macro, se mantuvo con rangos estrechos en la mayoría de las plazas. Los resultados que se conocieron no resultaron directores de mercado, y a pesar de que sigue la racha de incumplir o reducir expectativas, no pasaron factura a la renta variable, que parece seguir anestesiada con las palabras de Bernanke. Los volúmenes son bajos y no muestran excesiva actividad para mover direccionalmente al mercado. Los bonos tampoco sufrían variaciones destacables y, a falta de noticias, se acabó por convertir en una jornada de transición, en la que, técnicamente, no se sufre variación en los niveles de referencia que controlamos. El dólar mostraba de nuevo intento de superar los 1,3200 sin conseguirlo al cierre.

Las bolsas asiáticas han cerrado en altos después de tener inicios negativos, y la apertura europea es al alza por la evolución de los futuros nocturnos americanos en positivo. En el caso español, de momento, por la lectura en positivo de la operación de Telefónica con KPN en Alemania.

El dólar atacaba sin éxito, al cierre, la resistencia de los 1,3200, y en la apertura europea parece que vuelve a intentarlo. Se resiste el nivel que cuenta con el apoyo de la sobrecompra acumulada en los osciladores de corto plazo. El movimiento refuerza la zona de soporte de los 1,3000.

Si logra romper de forma consistente la zona de resistencia de los 1,3200, después para atacar la zona más significativa de los altos anteriores, debe buscar los 1,3400. Y si logra pasarlos las proyecciones, nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal, que supondrían buscar niveles en los 1,3800 y que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011.

El primer soporte en la zona de los 1,3000 y, si se pierde, seguimos manteniendo como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral, a la baja, si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500, y de ahí ya volveríamos entrar en zona correctiva con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000.

El Dow Jones se quedó sin marcar máximos históricos de cierre, y tampoco intradiarios, en una sesión de rango muy estrecho y que deja abiertas todas las opciones en cualquier dirección, eso sí, en zona de máximos. El volumen volvía a ser reducido. Cerró con un avance testimonial del 0,01%, para acabar en los 15.545,55 puntos, plano respecto a la sesión anterior, y apenas 3 puntos por debajo del máximo histórico de cierre. Los resultados no salen positivos, pero, por ahora, no parece afectarle. Con esta sesión no tenemos cambios en los niveles de referencia ni objetivos.

Para apostar por más avances hay que buscar la anulación de la opción de la aparición del patrón de doble techo, confirmando el escenario de avances a medio plazo y atacando a la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos, buscando la proyección superior del techo del canal, que mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo, a medio plazo, si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente, podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección, ahora alcanzada sobre los 14.500-14.000 puntos, y estos 15.600 puntos como techo del mismo.

Publicidad
Publicidad

Se mantienen las zonas de soportes débiles en los 15.200-15.000 puntos, pero el soporte a tener en cuenta, si volvemos a tener correcciones, lo tenemos en los 14.750-14.550 puntos, con una extensión hasta los 14.450 puntos para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Este nivel nos marca la clavicular del patrón de doble techo, y cederlo debilitaría bastante al situación técnica porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Los soportes intermedios los situamos en los 14.200-14.000 puntos. Esta zona proyecta los 14.140 puntos de la media móvil de 200 sesiones, que sigue con pendiente positiva y le refuerza como soporte. Por ahora, este sigue como escenario de menor probabilidad.

El Ibex35 volvió a coquetear, sin éxito, al cierre, con la superación del punto de pivote de los 8.000 puntos, que lo sitúa dentro del rango de resistencia. Pero con el empuje de la operación de Telefónica parece que ya lo intenta de forma clara. Veremos cómo queda al cierre. Subió un 0,29% y acabó en los 7.966,00 puntos, marcando máximos por encima de la sesión anterior, pero sin poderlos consolidar nuevamente por encima de los 8.000 puntos, y con volumen bajo.

Publicidad

Parece que hoy puede franquear de forma consistente el rango de resistencia entre los 8.000 puntos y buscar la zona resistencia que tenemos extendida hasta el hueco dejado en los 8.100 puntos, en confluencia con la media móvil de 200 sesiones en los 8.130 puntos, otro escollo más para volver a los avances. Para presentar un sesgo positivo, dentro del rango entre el soporte y la zona de máximos anuales, necesitamos más apoyos y recuperar cierres por encima de los 8.250 puntos. Las siguientes referencias se escalan encima de los 8.450 puntos, y la zona clave en el rango de los 8.600-8.800 puntos, que es la resistencia más importante en el corto plazo.

Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos activa el posible cambio de escenario, a medio plazo, con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos, si se logran superar finalmente los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos, y en plazo temporal, y repetir el escenario chartista similar al que se dio en 2004.

La sesión de rango estrecho, y con avances, no dejo cambios en la zona de soporte. Tenemos una referencia débil en los 7.800 puntos, que se sigue vigente para esta nueva sesión. Pero, por ahora, las series de los últimos mínimos relevantes están siendo crecientes, aunque no se cuenta en este caso con la misma situación de los máximos relativos, pero si se da esta situación en las últimas cuatro sesiones. A medio plazo, para aguantar las opciones de escenarios impulsivos, la zona de soporte importante está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos, que ha logrado resistir este primer ataque y el segundo, en el que no fue alcanzado. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona, y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo, pero ganaría opciones si se atacan los mínimos anuales con consistencia y se abre un nuevo tramo correctivo.

En portada

Noticias de