Trading

Iberdrola mantiene la estructura de avances y da opciones de compra

Iberdrola, tras marcar nuevos máximos históricos en las proximidades de los 11.5 euros, no ha podido salvarse de los fuertes retrocesos de este “crash”, pero está lejos de romper su estructura de avances a medio plazo

iberdrola

Iberdrola se acerca a su directriz de avance y zona de confluencia de soportes en torno a los 9,5 euros. Si respeta este nivel, y se produce un rebote, tenemos una opción de entrada para incorporarnos al valor para seguir buscando el objetivo en la zona de los 12-12,5 euros al final de la crisis, siempre cuando nos mantenga la estructura.

Se puede tener un stop de protección para cierres semanales por debajo de los 8,5 euros, que supondría dejar al valor en escenario lateral y con sesgo negativo con opciones de buscar el soporte siguiente en torno a los 7,5-7,25 euros.

La amenaza entonces del nivel del los 5,5 euros nos colocaría en un escenario correctivo, pero descartado sino pierde los 8,5 euros

Iberdrola tenía un inicio de ejercicio espectacular, tras una primera semana en el que buscó la consolidación ligeramente por debajo de los 9, euros, en donde los mínimos anuales buscaron el apoyo en la base del actual canal acelerado superaba los máximos del pasado año por encima de los de los 9,4 euros para quedar en condición de subida libre.

En todas las semanas ha marcado mínimos ascendentes y máximos ascendentes hasta la fecha manteniendo la condición de subida libre y buscando finalmente la zona de techos del canal sobre los 11,20€. Se ha quedao cerca de la zona de los 11,5 euros en la siguiente proyección antes de iniciar la corrección por causas más de mercado que propias.

Soportes sin miedo al Covid-19

Iberdrola, tras el avance experimentado durante el mes de agosto del pasado año, que le llevó a marcar nuevos máximos históricos, se pasó septiembre realizando una consolidación bastante lateral para digerir estos niveles ya que, de forma testimonial, marcó un nuevo máximo histórico sobre los 9,39 euros.

Pero después realizó una consolidación que le llevó a buscar la zona de anteriores máximos que actuó como soporte en el entorno de los 8,6 euros para cimentar el impulso actual y fue el nivel con el que se ajustaba de nuevo la directriz acelerada de avance actual.

Parecía que la pérdida de los 9, euros podría sumir al valor en una mayor debilidad, pero la reacción en la zona de soporte le permitió recuperar con intención y de forma consistente este nivel y finalizar el ejercicio por encima del mismo.

La ruptura fue bastante lateral sin llegar a formar ninguna figura de vuelta que amenazase el movimiento de avance de fondo. Se procedió al reajuste de esta aceleración con los mínimos de diciembre y en los mínimos de estas primeras semanas de del ejercicio se ha vuelto a retestear y ha sido la clave para proyectar este último impulso y ahora queda como zona de soporte clave.

Este nivel de los 9,5 euros se convierte en su primera referencia de soporte importante por ser la zona de máximos históricos anteriores testeada y superada y confluye además con la base del canal actual. Después el nivel clave a no perder está en la zona de los 8,4 euros, ya que ceder esta referencia supondría romper la trayectoria de mínimos decrecientes y con ello apuntaría a una necesidad de consolidación mayor en formato de escenario más lateral.

Gráfico intradiario de Iberdrola
Gráfico intradiario de Iberdrola


 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.