Trading

El Santander busca los 4 euros para reforzarse

A pesar de la mejora de las tres últimas semanas, este valor sigue en una situación de debilidad con los objetivos de corrección extremos proyectados con un riesgo que sigue muy presente

Sucursal del banco Santander./ EFE

Tras un duro inicio de año para el sector bancario, el Santander se aproximó a su primera zona de soporte crítica sobre los 3,40 euros, pero sin llegar a alcanzarla, para después rebotar con intención y salvar la zona de los 3,80. Con la extensión hasta los 3,95 euros, se trata del primer rango de resistencia clave.

Ahora intenta atacar este nivel tras una cierta consistencia en la superación de la banda baja del rango de los 3,80 euros.Esta cota también es importante. Permite dejar atrás la zona de la directriz de resistencia bajista situada en los altos de 2018 y de 2019 y que se proyecta en torno a estos nivele, lo que supondría la validación de un patrón de vuelta.

Pero para que ello pueda confirmarse debe de superar primero con intención y de forma consistente el nivel de los 4 euros y, después, seguir atacando las resistencias sucesivas planteadas desde los 4,16 euros hasta la zona de los 4,45. Solo por encima de este nivel tendremos opciones de continuidad de sesgo positivo y un nuevo impulso dentro del lateral para buscar objetivos mayores a medio plazo.

Pero por el momento este escenario tiene todavía bajas probabilidades asignadas y no comenzará a activarse mientras siga por debajo de los 4 euros.

Estancamiento en los 3,80 euros

El rebote del pasado ejercicio tras buscar el patrón de agotamiento sobre los 3,30 euros tenía una primera validación al superar con intención y de forma consistente los 3,60 euros. Pero se estrellaba de nuevo con el nivel de los 3,80 que no consiguió dejar atrás en cierres semanales para poder enfrentarse a la zona clave de los 4 euros y después los 4,16.

Sigue este primer nivel actuando como resistencia y no permite activar la configuración de un patrón de vuelta mayor. El objetivo de este “mini” patrón de doble suelo abortado se agotaba precisamente en estos 4,16 euros y si no se superan seguiremos sin poder tener continuidad en los avances. 

Tras la aceleración que sufrió en el retroceso la búsqueda de soporte en los 3,30 euros, continúa siendo la referencia que vigilar si se confirma el rechazo en los 4 euros y ceden los 3,40 de primer soporte significativo.

Si volvemos a los retrocesos fijamos otra vez en los 3,40 euros como soporte a no perder porque si no, el objetivo teórico del patrón de continuación sería a la baja y se proyecta hasta la zona de los 3,20. Este nivel se mantiene como zona de múltiples confluencias de soporte dentro del de la corrección y que de ceder puede acabar teniendo la proyección en la zona de mínimos de 2016 sobre los 2,60 euros. Este es un escenario que no podemos descartar mientras que no logre el valor situarse de forma consistente por encima de los 4,40 euros.

Situación de debilidad

A pesar de la mejora de las tres últimas semanas, el valor sigue en una situación de debilidad con los objetivos de corrección extremos proyectados con un riesgo que sigue muy presente y con probabilidades de ocurrencia. Para reducir este riesgo, es necesario que mantenga el rebote y que para validarse como tal deberá buscar la superación de los 4-4,15 euros con intención y de forma consistente.

Después, tal como hemos mencionado, se escalonan las resistencias en las que se puede frenar el intento de rebote y en cualquiera de ellas, si no es superada, volver la presión vendedora sobre el valor.

Tenemos a continuación los 4,16 euros y después los 4,40. Solo con cierres semanales por encima de este nivel de forma consistente podría darse la opción de construir un posible impulso de avance y buscar los 5 euros.

Los osciladores técnicos invitan al optimismo

Los osciladores técnicos en Santander invitan al optimismo. Así, la posición del MACD es alcista ya que se encuentra por encima de su línea de señal. El MACD cruzó a su línea de señal por encima hace 10 sesiones.

Desde que se el MACD cruzó su línea de señal, el valor de Santander ha aumentado en un 5,55%, y se ha movido en un rango entre un máximo de 3,96 y un mínimo de 3,59 euros.

Por otro lado, el oscilador de fuerza relativa, conocido como RSI, no está actualmente en zona de techos (por encima de 70), ni de suelos (por debajo de 30), está en rango neutral. Lo más interesante de este indicador es seguir los cruces.

Se genera una indicación de compra o de venta cuando el RSI abandona una de las zonas de sobreventa o sobrecompra.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses