El Ibex se desmarca y supera resistencias, a la espera del cierre semanal

Las bolsas europeas acusaron debilidad, excepto la española, que pareció seguir un guión diferente, algo que le ha permitido reducir diferencial respecto al resto de plazas, apoyada por el comportamiento de los grandes valores y el sector bancario.

Las bolsas europeas acusaron debilidad, excepto la española, que pareció seguir un guión diferente, algo que le ha permitido reducir diferencial respecto al resto de plazas, apoyada por el comportamiento de los grandes valores y el sector bancario. La reducción de la prima de riesgo, que se situó por debajo de los 300 puntos básicos, motivada por la subida de rentabilidades del bono alemán principalmente, fue un factor que ayudó. Wall Street cerró en positivo, de forma bastante testimonial, pero dejando un patrón de simple agotamiento de la corrección, que necesitará confirmarse con el cierre semanal. Sólo el tecnológico Nasdaq, empujado por unos resultaos de Facebook, tenía un comportamiento positivo mejor, para mejorar los retrocesos de las últimas sesiones. El dólar lograba a última hora consolidarse de forma clara, por encima de los 1,3200, y atacaba los niveles de los 1,3300.

La sesión de hoy, importante en el cierre semanal, nos deja una corrección severa en el Nikkei y dudas en las bolsas asiáticas, que se pueden trasladar de nuevo a Europa, y que ha revertido las ganancias iniciales o las ha visto reducidas de forma significativa.

El dólar logró consolidar un segundo cierre, por encima de los 1,3200, y en la apertura europea parece que vuelve a atacar la zona de los 1,3300. Sigue en zona de sobrecompra, acumulada en los osciladores de corto plazo, pero sin giros determinantes que le puedan impedir ir a buscar la zona de los 1,3400 de la siguiente resistencia.

El cierre semanal, consistente por encima de los 1,3200, es clave para pensar en el ataque a este resistencia de los 1,3400 y siguiente objetivo. Y si logra pasarlos, las proyecciones nos llevan a buscar niveles en los 1,3500-1,3600, con su posible extensión hasta la zona de techos del canal, que supondrían buscar niveles en los 1,3800 y que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100, en niveles de 2011.

Ajustamos un primer nivel de soporte débil a los 1,3100, y mantenemos el primer soporte en la zona de los 1,3000 y, si se pierde, seguimos manteniendo como nivel clave el nivel de los 1,2800, como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral, a la baja, si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500, y de ahí ya volveríamos a entrar en zona correctiva, con la mirada puesta en los 1,2200-1,2000. Ha perdido de nuevo opciones este escenario.

El Dow Jones sólo corrige, y poco, una sesión seguida, así que, de momento, mantiene el escenario de avances, muy próximo a la zona de los máximos anuales, y sin confirmar la pérdida de los 15.500 puntos, que sigue consolidando de forma bastante lateral. El volumen sigue bajo. Cerró con un avance pobre del 0,09%, para acabar en los 15.555,61 puntos. En esta situación no tenemos cambios de referencias en el corto plazo, y siguen las opciones de mantener el escenario de avances.

Tenemos una zona de soporte débil en los 15.400 puntos, y también se mantienen las zonas de soportes en los 15.200-15.000 puntos. Pero el soporte a tener en cuenta, si volvemos a tener correcciones, lo tenemos en los 14.750-14.550 puntos, con una extensión hasta los 14.450 puntos y para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Este nivel nos marca la clavicular del patrón de doble techo, y cederlo debilitaría bastante la situación técnica porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Soportes intermedio los situamos en los 14.200-14.000 puntos. Esta zona proyecta los 14.170 puntos de la media móvil de 200 sesiones, que sigue con pendiente positiva, y le refuerza como soporte. Por ahora ,este sigue como escenario de menor probabilidad.

Publicidad
Publicidad

Para apostar por más avances, hay que buscar la anulación de la opción del patrón de doble techo, confirmando el escenario de avances a medio plazo, y atacando a la primera extensión sobre los 15.600-15.700 puntos, buscando la proyección superior del techo del canal, y mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo, a medio plazo, si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. Si no se logran superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente, podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección, ahora alcanzada sobre los 14.500-14.000 puntos, y estos 15.600 puntos como techo del mismo.

El Ibex35, en un alarde de fortaleza inusitado, superaba finalmente la zona del rango de resistencia y se colocaba por encima de la media móvil de 200 sesiones, de forma consistente, rompiendo los 8.250 puntos. Ahora tiene que demostrar la consistencia de la ruptura con el cierre semanal, y si supera la zona de los 8.400-8.450 puntos, que ha atacado en la apertura, podemos ver la zona de altos del lateral y tener opciones positivas, con el permiso de las bolsas fuertes, que parecen flaquear. Subió un 1,09% y acabó en los 8.282,10 puntos, acabando en los máximos de la sesión, y con buen apoyo de volumen.

Publicidad

Se queda con el sesgo positivo dentro del rango del lateral y con opciones de atacar la zona de techo del mismo. Las siguientes referencias se escalan encima de los 8.450 puntos, y la zona clave, en el rango de los 8.600-8.800 puntos, que es la resistencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo, situado en los 9.000 puntos, es la que nos activa el posible cambio de escenario, a medio plazo, con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos, y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos, si se logran superar, finalmente, los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos, y en plazo temporal, y repetir el escenario chartista similar al que se dio en 2004.

La nueva sesión, con avances, no dejó cambios en la zona de soporte, y refuerza los mismos, volviendo a presentar la candidatura de pivote en el nivel de los 8.000 puntos, y dejando los 8.150 puntos como zona previa de soporte débil. Tenemos la referencia en los 7.800 puntos, que se sigue vigente reforzando, antes de la zona importante, para aguantar las opciones de escenarios impulsivos en la zona de soporte, que está en el nivel de los 7.600-7.550 puntos. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona, y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después, los mínimos en los 6.000 puntos, es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que, por el momento, se mantiene alejada la posibilidad del mismo, pero ganaría opciones si se atacan los mínimos anuales con consistencia y se abre un nuevo tramo correctivo.

En portada

Noticias de