Renta variable

Warren Buffett vendió todas sus inversiones en aerolíneas

El multimillonario inversor dice que el mundo ha cambiado para estas compañías. "Les deseo lo mejor"

Warren-Buffettpierde--644x362

El inversor multimillonario Warren Buffett anunció que Berkshire Hathaway Inc. abandonó por completo sus participaciones en las cuatro principales aerolíneas estadounidenses. 

Las ventas de acciones de Delta Air Lines Inc., Southwest Airlines Co., American Airlines Group Inc. y United Airlines Holdings Inc. constituyeron la mayor parte de las ventas de acciones de la compañía por 6.500 millones de dólares en abril.

Durante su reunión anual transmitida en vivo, Buffett dijo que el negocio ha cambiado fundamentalmente tras las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus. Declinó culpar a la gestión de los ejecutivos de la aerolínea, diciendo que han hecho un buen trabajo recaudando dinero para superar la crisis.

"El mundo cambió para las aerolíneas y les deseo lo mejor", dijo Buffett. Aclaró que tomó la decisión y que perdió dinero en sus inversiones. "Ese fue mi error".

Relación complicada

Buffett ha tenido una relación complicada con la industria de las aerolíneas a lo largo de los años. Después de una inversión problemática en USAir, Buffett bromeó diciendo que llamaría al número 800 para declarar que era un "aereoalcohólico" si alguna vez volvía a tener la necesidad de invertir en aerolíneas.

Luego, en 2016, Berkshire volvió a entrar nuevamente en la industria, acumulando participaciones en las cuatro aerolíneas más grandes de Estados Unidos, con especulaciones de que algún día podría ser dueño de alguna de ellas.

Pero ahora, ha reducido esas inversiones nuevamente. Berkshire reveló en abril que al menos había recortado sus participaciones en Delta y Southwest, las cuales anteriormente habían estado por encima de un nivel de propiedad del 10%.

"El negocio de las aerolíneas, y puedo estar equivocado y espero estar equivocado, pero creo que ha cambiado de una manera muy importante", dijo Buffett. "El futuro es mucho menos claro para mí".

La revelación fue una de las más significativas en la reunión anual, que se destacó por su sensación diferente este año, ya que el evento que generalmente atrae a decenas de miles de inversores fue organizado virtualmente. 

Buffett, de 89 años, compartió el escenario con un directivo de alto rango, Greg Abel, que dirige las unidades operativas de Berkshire. El vicepresidente Charlie Munger, de 96 años, no se unió, aunque Buffett dijo que su socio de hace muchos años goza de buena salud.

Cambios en los hábitos de los consumidores

Buffett comentó que no sabía cómo cambiarán los hábitos de viaje de los consumidores después de que la pandemia disminuya, pero cualquier reducción en la capacidad de los viajes podría dejar a las aerolíneas con unos gastos fijos más altos de lo necesario. 

"La verdadera pregunta es si necesitas muchos aviones nuevos o no", dijo.

"No sé las consecuencias" de cerrar grandes partes de la economía estadounidense, afirmó Buffett, aunque las ganancias operativas de Berkshire serán "considerablemente menores" que si el virus no hubiera afectado.

Buffett dio una larga lección de historia para respaldar su afirmación de que "básicamente nada puede detener a los Estados Unidos". 

Añadió que todavía es optimista sobre la economía de Estados Unidos porque ha superado muchos obstáculos en los últimos dos siglos, aunque "no nos hemos enfrentado nada que se parezca mucho a esto".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses